05/07/2018

De no aportar la documentación requerida por el Ayuntamiento de Pájara para su regularización, el grupo Sunrise Beach Hotels (SBH) de la familia de Gregorio Pérez se arriesga a la apertura de sendos expedientes sancionadores que culminarán en el precinto de dos establecimientos más: el Nautilus y el Costa Calma Palace.

Quien avisa es el alcalde Rafael Pérez que recomienda a la cadena turística familiar que «no siga por la vía de hacer caso omiso a los requerimientos municipales» de legalización de hoteles, restaurantes y otros negocios en Costa Calma. Es por lo que optó el propietario de, por ejemplo, el Drago Park que pagó la multa correspondiente y aportó la documentación necesaria para su regularización,

Con el Nautilus y el Costa Calma Palace en la retaguardia del precinto, la cadena SBH sumaría cuatro hoteles expuestos al cierre. El Taro y el Mónica, mucho más antiguos que los dos primeros, son los otros dos establecimientos alojativos para los que ya ha empezado la cuenta atrás.

El alcalde Rafael Perdomo matiza que el Ayuntamiento de Pájara «no echa queriendo a ningún trabajador, ni tampoco es plato de buen gusto para nadie cerrar un hotel», pero que el grupo familiar de Gregorio Pérez debe iniciar la regularización tantas veces demandada. En el caso del Mónica, pesa además una orden de demolición de una parte del hotel por construirse sobre zona verde.

  • 1

    ¿Le parecen suficientes las sanciones que se aplican por contaminar el mar en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados