Campaña sanitaria de erradicación

A la caza del mosquito del dengue

21/12/2017

En los jardines y el interior de 31 viviendas de la urbanización de las Granadas, Sanidad inició ayer la tarea de fumigación del mosquito que contagia enfermedades como el dengue o el zika. Los expertos consideran que el seguimiento se extenderá durante al menos un año y medio.

ETIQUETAS:

En la vegetación exterior y en el interior de las casas, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias inició ayer las tareas de fumigación que han afectado a 31 viviendas en la urbanización de las Granadas, en Puerto del Rosario, en cuyo entorno el pasado día 3 de diciembre se localizaron ejemplares de Aedes aegypti, que propaga el dengue, el zika, la fiebre amarilla y otras enfermedades. Esta labor de erradicación se extiende hasta hoy, jueves, y conlleva que los vecinos deben dejar las casas vacías durante al menos doce horas.

La Dirección General de Salud Pública y el área de Salud de Fuerteventura realizan esta tarea de desinsectación que, en algunos casos, ha requerido buscar alojamiento alternativo para las personas que habitan las viviendas afectadas. En esta línea, añadieron que para ello «se han estudiado las necesidades de cada familia para intentar ofrecer a cada una de ellas la respuesta más adecuada posible, inclusive traslados y el cuidado de mascotas».

La fumigación va «más rápido y ágil» de lo que Sanidad pensaba «por la colaboración ciudadana», subraya Miguel Rodríguez, director del área de Salud de Fuerteventura, y se ha centrado, según explica Javier Lucientes, catedrático de Parasitología de la Universidad de Zaragoza y responsable de la vigilancia entomológica en puertos y aeropuertos del Ministerio de Sanidad, en el control de los mosquitos adultos que pudieran estar ocultos entre la vegetación. La actuación también se ha extendido al interior de las 31 viviendas por tratarse de una especie «que le gusta vivir dentro de la casa, que incluso cría en el interior de los domicilios».

Aparte del tratamiento de los mosquitos adultos fuera y dentro de estas viviendas donde se detectaron las mayores molestias, el plan de actuación de la Dirección General de Salud Pública y el área de Salud busca los lugares de cría y sobre todo sus potenciales lugares. «Este mosquito pone los huevos, no donde hay agua estancada, sino donde sabe que en algún momento, bien por riego, bien por lluvia, se va a llenar de agua suficiente para desarrollar el ciclo». Es decir, la hembra elige las paredes o los fondos de recipientes que están un poco húmedos. El experto subraya que se trata de localizar estos posibles lugares e informar a los propietarios de viviendas sobre su erradicación.