El mosquito del dengue llega a la isla

13/12/2017

Las autoridades sanitarias confirman la presencia de la especie Aedes aegypti en Puerto del Rosario. Es un mosquito transmisor de enfermedades como el dengue o la fiebre amarilla, entre otras, pero a día de hoy inofensivo pues dichas enfermedades no tienen prevalencia en la isla. Ya se está delimitando su expansión para erradicarlo.

ETIQUETAS:

El mosquito Aedes aegypti, que en sus países de origen es transmisor de enfermedades como dengue, zika, fiebre amarilla o chikungunya, ha llegado a Fuerteventura. En concreto, se ha localizado un foco en el entorno de la urbanización de Las Granadas, próxima al hospital de Fuerteventura, y concretamente en la vertiente del complejo residencial que da hacia la zona de la circunvalación de Puerto del Rosario. Así lo confirmaban este martes por las tarde el director del Área de Salud de Fuerteventura, Miguel Rodríguez, el director de Salud Pública del Servicio Canario de Salud, José Juan Alemán, y el jefe del Servicio de Epidemiología de Salud Pública, Domingo Núñez, quienes llamaron a la tranquilidad ciudadana, puesto que el mencionado mosquito no puede transmitir a día de hoy ninguna de las enfermedades citadas, ya que estas no se dan ahora mismo en Canarias y, por tanto, «el riesgo de transmisión es cero».

El foco de Aedes aegypti ha sido detectado a través del Sistema de Vigilancia Entomológica de Canarias, después de que hace «unos días» se notificaran picaduras de mosquitos que «no parecían autóctonos» de las islas. La instalación de trampas permitió capturar algunos ejemplares a los que se les realizaron estudios de tipo morfológico y genético que confirmaron la presencia de la señalada especie.

Ya se han desplazado inspectores de sanidad desde Tenerife y Gran Canaria que durante estos días están realizando encuestas ciudadanas en Puerto del Rosario al objeto de determinar el área en que se ha asentado la especie, así como los posibles criaderos que pudieran tener. En principio se ha perimetrado un espacio de 500 metros cuadrados en la citada zona. El primer paso, por tanto, será delimitar la zona donde se encuentra y, posteriormente, se procederá a su erradicación por métodos que aún no se han determinado y que dependerán de aspectos como la cantidad detectada, si la mayoría de los ejemplares son adultos o si lo que más se halla son huevos.

«Cuanto antes se intervenga, ante se puede atajar. El riesgo de expansión existe, pero afortunadamente la expansión de esta especie es lenta», aseguraron las autoridades sanitarias. Canarias se mantiene en vigilancia desde hace dos años por la posible entrada de este mosquito. Con anterioridad se han detectado algunos focos en Madeira, en Alemania o en Francia. Su llegada más posible a Canarias es a través de puertos o aeropuertos, posiblemente en mercancías como plantas, frutas, etcétera.

Ahora mismo el mosquito no puede transmitir dengue ni las otras enfermedades de las que es vector de transmisión, ya que las mismas no tienen prevalencia en Fuerteventura. Pero no está de más disponer de algunos datos sobre el Aedes aegypti, más pequeño que los mosquitos autóctonos de Canarias, y cuya picadura «tiene mayor reacción: la roncha es más grande y produce un picor más intenso». Además, «pueden aparecer vesículas con salida de líquido y una costra pasados unos cuantos días». También es característico que se suelen mover cerca del suelo, por lo que pican más en los pies, que no producen zumbido y que prefieren actuar por las noches. Así que, ante la sospecha de haber sido picado por algún ejemplar, es recomendable acercarse a los servicios médicos para dar cuenta del caso puesto que se está tratando de delimitar su diseminación. Las hembras del mosquito son las que pican, ya que necesitan alimentarse de sangre para reproducirse; por esta razón, los puntos de cría, por ejemplo aguas encharcadas, suelen estar cerca de los lugares en los que han picado a alguien.