En busca y captura de mosquitos

13/12/2017

Tocando de puerta en puerta para hacer encuestas, entregar trampas y asesorar sobre cómo eliminar posibles criaderos. Es parte del trabajo que realiza el equipo de Salud Pública desplazado a la urbanización de Las Granadas, en Puerto del Rosario, para determinar el área de expansión del mosquito Aedes aegypti.

Para atrapar al mosquito Aedes aegypti se están utilizando dos dispositivos: uno es un vaso donde se pone agua con alfalfa y un corcho para que el mosquito llegue, se pose y ponga los huevos en la línea de flotación; el otro es de tipo eléctrico, se enchufa y succiona a los ejemplares. En la urbanización Las Granadas, en Puerto del Rosario, inspectores de sanidad y especialistas desplazados desde las islas capitalinas repartían este miércoles estos dispositivos entre los vecinos de una de las calles del barrio. Además tenían otra importante función: realizar encuestas a los residentes al objeto de saber si han sido picados por los mosquitos y poder delimitar la zona de expansión de la especie.

«Necesitamos datos sobre el número de personas que están siendo afectadas para tener una idea de hasta dónde ha llegado el mosquito. El siguiente paso es colocar trampas para poder determinar más exactamente hasta dónde se ha extendido. Por eso es muy importante la colaboración ciudadana», explicaba a este diario Cristina Pou, entomóloga del Instituto de Enfermedades Tropicales de Canarias. Además, se está asesorando a los vecinos para que puedan identificar posibles puntos de cría en sus casas y alrededores y así proceder a su eliminación: «Hay que saber dónde están criando ya que es la principal manera de controlarlos», añadía.

Roberto García, inspector del Área de Salud de Fuerteventura, explicó que se está haciendo una vigilancia desde hace dos años al aeropuerto, al puerto y a invernaderos en previsión de que el mosquito pudiera llegar a Canarias: «No lo habíamos detectado hasta este momento y ahora lo que estamos intentando hacer es focalizar dónde se encuentra para después tomar las medidas que se estimen más oportunas». Además, a los vecinos se les recomienda, por ejemplo, que quiten los platos que se colocan debajo de las macetas de las plantas para recoger el agua sobrante del riego, ya que son ideales para la cría de mosquitos. El Aedes aegypti puede ser vector de transmisión de dengue, zika, fiebre amarilla o chikungunya, pero en Canarias estas enfermedades víricas no tienen prevalencia entre la población y, por tanto, no pueden ser transmitidas.

Calma en el turismo

Entre representantes de la patronal turística de Fuerteventura se manifiesta calma tras conocerse que el mosquito Aedes aegypti ha sido detectado en la isla. Luis Cardona, presidente de Excelfuert, manifiesta «total tranquilidad porque no hay ningún tipo de peligro ni alarma; en Canarias no hay enfermedades que puedan ser transmitidas por este mosquito». Por su parte, el presidente de Asofuer, Antonio Vicente Hormiga, apuesta por «tomar todas las medidas que sean necesarias para erradicar el mosquito, pero no hay ninguna necesidad de crear alarmas de forma innecesaria ya que esto no tiene ninguna consecuencia porque en Canarias no tenemos las enfermedades que transmite este mosquito». Mientras que el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, quiso remarcar que, bajo la coordinación de Salud Pública del Gobierno de Canarias, «todas las administraciones están trabajando en la misma dirección y se está aplicando el protocolo que procede en esos casos de una manera ejemplar, informando a los ciudadanos y llamando a la tranquilidad porque no hay daños que se puedan producir en función de los datos que se manejan».