Campaña anti ‘Aedes aegypti’

Fumigar y colaborar: armas contra el mosquito del dengue

20/12/2017

Fumigación y colaboración ciudadana son las herramientas que los expertos y la Consejería de Sanidad del Gobierno canario propugnan con el fin de erradicar los mosquitos del dengue que el pasado 3 de diciembre se detectaron en la urbanización de las Granadas. El mensaje a la población es de tranquilidad.

ETIQUETAS:

No debería estar aquí, pero se ha metido», constatan los expertos en enfermedades tropicales y salud pública de Canarias sobre la aparición de mosquitos del dengue en Fuerteventura. Por eso, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha puesto en marcha un plan de actuación basado en la fumigación y en la colaboración ciudadana.

El área de Salud de Fuerteventura, la Dirección General de Salud Pública, el Cabildo Insular y el Ayuntamiento de Puerto del Rosario están intentado erradicar «entre todos y lo antes posible» el mosquito con actuaciones conjuntas. Este plan comienza con todo un sistema de fumigación con biocidas autorizados para poder actuar correctamente, tanto con ejemplares adultos como larvas.

Mosquito «domiciliario»

Posteriormente, y según Sanidad y los expertos, requiere de la colaboración ciudadana evitando generar sitios donde pueda reproducirse el mosquito. El Aedes aegypti es «un mosquito domiciliario, por eso resulta fundamental que los vecinos colaboren para no tener depósitos de aguas, jarrones, piscinas a medio uso, etc, donde pueda reproducirse», alerta Basilio Valladares, director del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias.

Una vez hecho eso, entre los biocidas y la colaboración ciudadana, «lo primero que ocurre normalmente es que disminuye la población y, finalmente, después de una segunda y tercera fumigación, se termina erradicando totalmente».

La Consejería de Sanidad detectó los ejemplares de Aedes aegypti, concretamente, en el entorno de la urbanización de las Granadas, en la vertiente que da hace la circunvalación de Puerto del Rosario, el pasado 3 de diciembre.

«La isla puede estar tranquila»

¿Alarmismo entre la población? Ninguno debe haber porque, para que se transmita la enfermedad del dengue, fiebre amarilla o zika, hace falta enfermos y en Fuerteventura no hay enfermos, por lo tanto la isla puede estar tranquila», así de contundente se mostró ayer Basilio Valladares, director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de la Universidad de La Laguna, que se trasladó a Puerto de Rosario para participar en la reunión informativa para trasladar a los ciudadanos toda la información relativa a las actuaciones efectuadas, y dar a conocer las medidas tomadas y las que están actualmente en estudio tras la detección el pasado 3 de diciembre de ejemplares de Aedes aegypti en la urbanización capitalina de las Granadas.

El especialista en enfermedades tropicales también confirmó que es la primera vez que en Canarias se detectan ejemplares de esta especie en este siglo, aunque en el siglo XIX y hasta mediados de 1900 hubieron brotes de dengue y de fiebre amarilla que luego se erradicaron. «Ahora lo que hay que intentar es que no vuelva para que no haya ningún tipo de problema».