Torres, presidente de «carne y hueso»

    Cargando reproductor ...
13/07/2019

El secretario general del PSOE se convierte en el segundo socialista en alcanzar la jefatura del Ejecutivo gracias al Pacto de las Flores y lo hace 26 años después de la moción de censura a Jerónimo Saavedra. Coalición Canaria pasa a la oposición por primera vez desde que nació como formación política.

El socialista Ángel Víctor Torres es desde ayer el presidente de Canarias. Los 37 votos de PSOE, Nueva Canarias, Podemos y Agrupación Socialista Gomera -las cuatro formaciones que conforman el Pacto de las Flores- otorgaron al candidato la mayoría absoluta del Parlamento autonómico y, después de 26 años al frente del Ejecutivo, Coalición Canaria pasa a la oposición por primera vez desde su nacimiento en 1993.

A mediodía de ayer, y después de solventar un pequeño contratiempo en la votación, el presidente de la Cámara, Gustavo Matos, anunció que Torres había obtenido la confianza del Parlamento. Lo hizo no solo ante el pleno, sino ante una tribuna de invitados abarrotada de representantes institucionales del Partido Socialista y un salón de actos lleno de socialistas de Gran Canaria que se desplazaron a Tenerife para acompañar a su dirigente. Hoy mismo, el nombramiento será comunicado al jefe del Estado y el lunes será publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Según las previsiones, tomará posesión el martes en la sede de la Presidencia en Satna Cruz de Tenerife.

Tal como había quedado sellado en el Pacto de las Flores, los 25 votos del PSOE, cinco de NC, cuatro de Podemos y tres de ASG han convertido a Torres en el noveno presidente de Canarias y el segundo socialista en la historia política del Archipiélago que accede a la jefatura del Gobierno canario. Y «recoge el testigo» de Jerónimo Saavedra 26 años después de la moción de censura que desalojó al PSOE del poder y que dio lugar la formación de la organización nacionalista.

Cargando reproductor ...

De carne y hueso

El presidente y secretario general del PSOE de Canarias señaló nada más ser proclamado que quiere dirigir un Gobierno «de carne y hueso y no un Gobierno inaccesible». A pesar del voto en contra de Coalición Canaria, Partido Popular y Ciudadanos, Torres volvió a ofrecer la mano tendida para encontrar consensos y atender los asuntos que afectan a los canarios.

Ángel Víctor Torres reconoció después del pleno de investidura que ayer fue un «día complicado en lo emocional» y se mostró «agradecido responsabilizado, porque nos quedan por delante cuatro años de trabajo duro, un trabajo que es necesario trabajar para reordenar economicamente nuestra tierra para que las familais puedan recuperar lo que se les ha arrebatado en estos años de crisis en servicios básicos».