El Gobierno rechaza rebajar el IGIC pese a la subida de ingresos

09/08/2018

El viceconsejero de Hacienda, Javier Armas, resalta que la incertidumbre sobre los recursos económicos que lleguen de Madrid aconsejan mantener una actitud «responsable y prudente»

Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno regional no prevé una bajada lineal del IGIC pese al incremento continuo en la recaudación de este impuesto. En el primer semestre de 2018, los ingresos por este gravamen aumentaron un 17% respecto al mismo periodo del año anterior y alcanzó los 900 millones.

Aún así, el Ejecutivo prefiere mantener la «responsabilidad y la prudencia», al menos mientras no haya certezas respecto al nuevo sistema de financiación y «recursos ciertos» para afrontar el coste de los servicios esenciales, según apuntó ayer el viceconsejero de Hacienda, Javier Armas. Explicó al respecto que actualmente, Canarias aporta el 20% del coste de estos servicios.

En cualquier caso, se mantendrán las rebajas ya registradas en los presupuestos de este año -cuyo impacto es de unos 140 millones- y se procederá a alguna modificación puntual, según Armas. Entre éstas, se incluyen aspectos que repercutan en los sectores «que lo han pasado peor» y las familias -servicios sanitarios, sociales, etc.-, además de la ya anunciada rebaja sobre los vehículos eficientes y ecológicos. «Una bajada general no mejoraría de manera sustancial la economía», afirma Armas

Sólo el PP ha reiterado su exigencia de que el IGIC vuelva del 7% al 5%. Tanto PSOE como Nueva Canarias y Podemos resaltan que las islas tienen la fiscalidad más baja de España y debe hacer un esfuerzo en mejorar los servicios esenciales.

El presidente de los populares canarios, Asier Antona, mantiene la conveniencia de una reforma fiscal que alivie la presión fiscal «que venimos soportando en los últimos años». Sugiere que si no se produce esta rebaja, su grupo no apoyará las cuentas regionales de 2019.

En cambio, para el secretario general socialista, Ángel Víctor Torres, los impuestos son «claves» para mantener el estado del bienestar, aunque lamenta la pésima gestión del Gobierno de Canarias al respecto «que baja el IGIC a los móviles y da la espalda a las pensiones no contributivas». Estaría de acuerdo, dice, en alguna modificación de carácter social como, por ejemplo, si estuviera destinada a la compra de vivienda por familias sin recursos. Llama su atención que el PP plantee bajar el IGIC «y después sea el que vote el presupuesto sin que se toque de manera lineal».

Tampoco la secretaria general y portavoz de Podemos, Noemí Santana, entiende que sea ahora el momento de bajar el IGIC dada las necesidades sociales que tiene la Comunidad.

Desde Nueva Canarias, la diputada Esther González subraya la repercusión directa que tendría una rebaja de los impuestos en el techo de gasto, que obligaría a bajar los gastos. En cualquier caso, valora como positivo el incremento en la recaudación porque significa «que la economía se ha activado».