El Gobierno no prevé tocar el IGIC en los presupuestos de 2019

13/07/2018

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, apunta que la intención es rebajar impuestos que beneficien a las familias y a algunos sectores productivos, como en ejercicios anteriores y, aunque no descarta una rebaja del IGIC, de momento no lo compromete.

El Gobierno de Canarias continuará con su política de bajada de impuestos que beneficien a las familias y a determinados sectores productivos en los Presupuestos del próximo año. Sin embargo, tocar los tipos del IGIC, tal como demandan los empresarios, «dependerá de las reglas del juego que fije Madrid y de que quede garantizada la financiación de los servicios públicos esenciales», según explicó ayer la consejera de Hacienda, Rosa Dávila.

Aunque «no se descarta nada», indicó que es necesario contar con mayor certidumbre porque el principal objetivo es no poner en riesgo los servicios públicos, un objetivo que, apuntó, seguro que comparten todos los grupos políticos.

El objetivo del Gabinete, señaló la consejera, es poner sobre la mesa un Presupuesto «expansivo» y, habida cuenta de la minoría parlamentaria de Coalición Canaria, abrir un proceso de diálogo con los distintos grupos para que «participen con sus perspectivas» antes de que el proyecto de ley llegue a la Cámara. Al respecto, añadió que el Gobierno «no tiene socio preferente» para negociar las cuentas del próximo año, pero apuntó que las líneas rojas en ese proceso serán los objetivos de estabilidad que marca el Ministerio de Hacienda y «que no se ponga en peligro ni la recuperación económica ni la estabilidad de los servicios públicos esenciales».

La intención del Gobierno de Canarias es continuar la línea de bajar impuestos emprendida en 2016. Sin embargo, el anuncio de Madrid de que en esta legislatura no se va a proceder a modificar el sistema de financiación autonómica exige «prudencia». Explica Rosa Dávila que las bases que se habían esbozado para esta modificación «nos daban seguridad de cómo podía salir Canarias en el nuevo sistema de financiación, a lo que se unía la desvinculación del REF». Sin embargo, ahora se está a expensas de las relaciones bilaterales anunciadas por el Ministerio.

Dávila fue tajante a la hora de señalar que, aunque el Gobierno espera continuar con la bajada impositiva pero nunca a costa de poner en riego los servicios públicos. Ésta es, además, «una exigencia de los partidos, porque no creo que al PP le gustara verse en la tesitura de bajar los impuestos a los empresarios y quitar recursos a los dependientes»

Duradero

Canarias mantendrá un diálogo «continuo» con partidos y agentes económicos y sociales para reformar el sistema fiscal, porque se debe producir «con el mayor consenso para que sea duradero». Con el retraso anunciado de un nuevo sistema de financiación autonómica, no se dan las condiciones para proceder a esa reforma que «requiere el análisis pormenorizado del impacto de cada impuesto y una visión de futuro», dijo Dávila. A su juicio, tomar decisiones sin tener esas certidumbres «se pueden volver en contra cuando en un par de años se modifique el sistema de financiación».