Cifuentes acusa a Cs de querer que la "izquierda radical" gobierne en Madrid

19/04/2018

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, acusó este jueves a Ciudadanos de «buscar un pretexto para apoyar la moción de censura» presentada por el PSOE-M para que gobierne «la izquierda radical» en la región, mientras que la formación naranja espera que dimita antes del Dos de Mayo.

En su intervención en el pleno de la Asamblea de Madrid, donde Ciudadanos le ha preguntado por las medidas que tiene previsto tomar el Gobierno regional para "recuperar el prestigio" de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Cifuentes ha dicho que no ha incumplido el acuerdo de investidura suscrito con la formación naranja.

"Yo no he falseado mi currículum, no he cometido ninguna ilegalidad, no estoy investigada ni estoy imputada. Lo único que están haciendo día a día es buscar un pretexto para apoyar una moción de censura con el fin de que en Madrid gobierne la izquierda radical", ha sostenido.

Cifuentes ha acusado a Ciudadanos de haber "adoptado el lenguaje podemita de sus nuevos socios de Podemos" al hablar "incluso de tramas delictivas en los medios de comunicación".

Además, ha comentado que si hay "una persona interesada" en resolver las irregularidades del máster de la URJC es ella y por eso ha señalado que puso el asunto "en manos de la Justicia antes incluso que la propia universidad".

Al respecto, Cifuentes ha recordado que el Juzgado de Instrucción 29 de Madrid ya ha admitido a trámite la querella criminal que interpuso contra los periodistas de Eldiario.es que informaron sobre el máster.

Asimismo, ha indicado que ya ha presentado ante este juzgado la "prueba documental previa" a la interposición de otra querella criminal por delitos contra el honor.

En su intervención en el pleno, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha pedido a Cifuentes que dimita de su cargo por la "realidad que ha provocado" con el máster y que "no quiere ver".

"Mandó una carta de renuncia (al máster), pero ¿sabe quiénes renuncian a los títulos? quienes hacen trampa para conseguirlos", ha comentado.

Cifuentes ha comenzado a enviar las invitaciones para la recepción del Dos de Mayo, día de la Comunidad de Madrid, en medio de la polémica por su máster y pendiente de la convocatoria de la moción de censura presentada por el PSOE-M.

Aguado espera que la presidenta dimita para poder "pasar página" del capítulo sobre su máster en lugar esperar al Dos de Mayo porque convertiría a la región en "la vergüenza nacional".

El portavoz del PSOE-M en la Asamblea, Ángel Gabilondo, candidato alternativo a Cifuentes en la moción de censura, cree que sería "razonable" que para el Dos de Mayo "este asunto esté dirimido".

Cifuentes acusa a Cs de querer que la izquierda radical gobierne en Madrid

Por su parte, la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, ha pedido a Cifuentes que renuncie a ser «la progre».

En cambio, el portavoz del PP, Enrique Ossorio, ha defendido que el Dos de Mayo Cifuentes siga al frente de la Comunidad porque es un día en el que Madrid "es un escaparate" y es "importante" contar con su presencia.

Decenas de medios han aguardado durante toda la jornada en los pasillos de la Asamblea a la espera de que Cifuentes hiciera declaraciones sobre la polémica de su máster.

La expectación ha provocado momentos de tensión entre los miembros del equipo de seguridad de la presidenta regional y los informadores, que han registrado una queja formal a la Mesa de la Asamblea de Madrid en la que denuncian la "enorme exageración" de este dispositivo.

El consejero de Educación, Rafael van Grieken, que ha comparecido en el pleno a petición de Podemos, ha acusado a la oposición de "utilizar la universidad y su prestigio como carnaza para colgarse una pieza política" en alusión a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

Fuera de la Asamblea, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, acusó al de Ciudadanos, Albert Rivera, de hacer de "peón de brega del PP" cuando este partido tiene dificultades, a propósito del caso del máster de Cifuentes.

En mitad de esta polémica, la presidenta madrileña anunció en su cuenta de Twitter que el Gobierno regional ha denunciado ante la Fiscalía las irregularidades detectadas en el Campus de la Justicia, un proyecto encargado en 2007 por el Ejecutivo de Esperanza Aguirre que pretendía agrupar las sedes judiciales en el madrileño barrio de Valdebebas.