Rodríguez (NC) rechaza la «barra libre» de nuevas camas turísticas en Canarias

El ponente de NC en la reforma de la ley turística, Román Rodríguez, ha rechazado la «barra libre» de nuevas camas turísticas en las islas Canarias y ha destacado la posibilidad de alcanzar un "amplio consenso" para regular por ley el alquiler vacacional y definir esta nueva modalidad de negocio, así como para que los ayuntamientos puedan gestionar los Planes de Modernización y Mejora (PMM).

EUROPA PRESS / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Según explica la formación nacionalista en una nota de prensa, defenderá además la necesidad de ampliar las labores de inspección al alquiler vacacional, que cuenta con 150.000 plazas alojativas detectadas por el Ejecutivo canario.

En este sentido, NC ha presentado siete enmiendas parciales al texto del Gobierno de Canarias, entre las que resaltan las que pretenden evitar la "barra libre" en la construcción de nuevos establecimientos turísticos. "Defendemos un desarrollo sostenible basado en la calidad y con futuro, por lo que mantenemos nuestro rechazo a la derogación definitiva de la moratoria", insistió Rodríguez. De igual modo se ratificó en la importancia de fijar unos límites a la construcción de nuevas camas turísticas en función de la capacidad de carga y de su impacto en la calidad de vida del núcleo poblacional afectado. Se refería a que el planeamiento municipal e insular fijen unas limitaciones tras analizar los equipamientos existentes. Entre los más importantes, el nacionalista destacó las viviendas residenciales, los recursos naturales y las infraestructuras desarrolladas en función de las características del citado núcleo poblacional.

Además, celebró que se haya abierto la posibilidad de generar un amplio consenso en torno a otros planteamientos como la necesidad de ordenar el alquiler vacacional por ley para así dar una mayor seguridad jurídica a esta actividad en auge. "Una posición que adquiere más peso tras las recientes sentencias del Tribunal Supremo (TS)", indicó.

Por otro lado, Nueva Canarias, según Román Rodríguez, mantiene la necesidad de reforzar y extender al alquiler vacacional el sistema de seguimiento e inspección de la oferta alojativa, dotada con el personal necesario.