Norwegian acapara el 4,4% de la capacidad aérea regular en las islas

22/02/2019

La aerolínea, clave en la conectividad aérea en Canarias, reduce un 23% sus plazas este verano, dentro de su plan de reajuste. La compañía trajo a casi la mitad de los turistas noruegos en 2018

Norwegian, pieza fundamental en el engranaje de la conectividad aérea del archipiélago, ha reducido un 23% las plazas con los aeropuertos de las islas este verano en relación con el pasado año. Con todo, los 434.640 asientos que suman la oferta de la aerolínea representan el 4,4% de las casi 9,9 millones de plazas que conforman la capacidad aérea regular total del conjunto de las aerolíneas en las Islas, según los datos de Promotur Turismo de Canarias.

El reajuste, que se traduce sobre todo en la reducción de frecuencias, responde al plan global de la compañía para «ganar rentabilidad» y atajar los problemas financieros que acusa. De hecho, la aerolínea, que comenzó a operar con las islas en octubre de 2007, tiene previsto mantener este verano –entre abril y finales de octubre– la gran mayoría de las conexiones con el archipiélago: en concreto, seguirá operando desde Canarias con un total de 23 aeropuertos nacionales e internacionales, y se retira en esta fase de solo cuatro.

En total, la aerolínea mantendrá una media de unas 74 conexiones regulares semanales –frente a las 97 del pasado verano– entre Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife con ocho países: además de España, seguirá uniendo las islas con Dinamarca, Alemania, Italia Noruega, Suecia y Reino Unido. Y aparca al menos durante el verano las rutas directas con Helsinki (Finlandia) y Roma (Italia).

En 2018, Norwegian trajo a Canarias un total de 1.113.000 pasajeros a las islas, nada más y nada menos que el 6,2% del total de algo más de 18.000.000 de viajeros que aglutinaron los aeropuertos isleños. Y si nos ceñimos a los países donde opera sus conexiones con las islas, su cuota de mercado se eleva al 7,6%.

Pero Norwegian es importante para Canarias sobre todo por su peso en el mercado nórdico. El pasado año trajo a 192.000 pasajeros desde Noruega, casi la mitad de los que llegaron a esta comunidad en todo 2018 (el 43,1%). Este verano, Norwegian mantiene todas las rutas con este país, pero concentra sus esfuerzos en Oslo y Bergen, con un aumento del 13% de la oferta de plazas con las islas. Y reduce las frecuencias en los otros cinco aeropuertos noruegos donde sigue operando.

Norwegian también es vital en la conectividad con la península: el año pasado transportó a 415.000 pasajeros en estas rutas, el 10% de los 4,1 millones de se movieron en las conexiones nacionales. Este verano mantiene 34 vuelos regulares semanales con Málaga, Alicante, Barcelona, Bilbao y Madrid, 17 menos que en 2018.

Promotur confía en su músculo.

La gerente de Promotur, María Méndez, mostró ayer su confianza en la capacidad de Norwegian de sobreponerse ante los cambios que afronta el conjunto del bajo coste aéreo, un modelo marcado por los estrechísimos márgenes.

«Estamos viviendo un momento de cambios en el sector aéreo en Europa, aunque es un sector en el que nunca ha dejado de haberlos, pero mientras los destinos sean fuertes, en cuanto a su capacidad de captar flujo de pasajeros, como es el caso de Canarias, siempre habrá alternativas», explicó Méndez. La responsable de Promotur espera en cualquier caso que «la restructuración de la aerolínea nórdica para reducir costes» –que incluye el cierre de sus bases en Gran Canaria y Tenerife a partir de noviembre– «le permita sortear esta crisis, y se pueda hablar de nuevos crecimientos de su programación con Canarias en 2020».

  • 1

    ¿Se deben vincular las nuevas pensiones de viudedad al nivel de renta del beneficiario, como propone el Gobierno?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados