Ryanair se lleva dos aviones de Canarias y a sus tripulaciones

07/02/2019

Los sindicatos denuncian la «falta de transparencia» de la compañía irlandesa en el proceso que acabará con «traslados forzosos» desde Gran Canaria y Lanzarote a otras bases europeas.

El repentino anuncio de Ryanair de llevarse dos aviones y sus respectivas tripulaciones de las bases que mantiene en Gran Canaria y Lanzarote a finales de marzo ha encendido de nuevo las alarmas entre los sindicatos, menos de un mes después de la firma del acuerdo que acabó con la huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP).

La aerolínea hizo público el 30 de enero su intención de reducir de cuatro a tres los aviones basados en cada una de estas dos islas, lo que podría afectar a unos 50 trabajadores, entre 20 y 25 por cada una de las dos bases. Sitcopla y USO han solicitado a una reunión de mediación con el Tribunal Laboral de Canarias que se celebrará el 15 de febrero, tras la demanda conjunta interpuesta por ambos sindicatos contra Ryanair por lo que consideran el intento de «traslado forzoso de parte de la plantilla a otras bases, sin especificar siquiera si serán en España o en otros países».

Los sindicatos consideran que Ryanair «ha vuelto a las andadas, incumpliendo los plazos y los procedimientos que contamplan la legislación laboral española para llevar adelante estos recortes en las islas». Jairo Gonzalo, secretario de Organización de USO-Ryanair, afirmó a través de un comunicado que «varios directivos de la compañía se presentaron en las bases de Gran Canaria y Lanzarote para informar de que, por motivos comerciales, van a reducir un avión en cada base, debiendo prescindir del personal correspondiente, sin especificar cuántos. Y que todo el mundo debía remitir antes del 5 de febrero una lista con sus tres preferencias de destino, sin concretar si en España o en el resto de Europa», explicó .

Los sindicatos aseguran que , «la aerolínea no ha justificado con una memoria económica las motivaciones del recorte ni han elaborado una lista de afectados, así como las opciones para reubicar a los trabajadores», explicó la portavoz de Sitcpla en la base de Las Palmas, Luciana Sidi. «Han pedido a todos por igual las preferencias, sin tener en cuenta antigüedad o situación familiar, o si hay personal que está dispuesto a trasladarse de forma voluntaria», añadió Sidi. La delegada sindical en Las Palmas considera que esta «forma oscurantista de presionar a los trabajadores» lleva a pensar a los sindicatos que la compañía pretende «castigar» a quienes se mostraron más activos durante la huelgas y las negociaciones reclamando sus legítimos derechos».

Sidi consideró que «Ryanair se olvida de que ya está bajo la legislación española gracias al acuerdo firmado por Sitcpla y USO». «Vamos a pedir la nulidad del traslado forzoso en la mediación y, de no recibir respuesta por parte de la empresa, la demanda seguirá su curso en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias», concretó Sidi.