La bajada de precios disparará los viajes de isleños a la península

17/05/2018

Los canarios podrán trasladarse a otros puntos de España y volver por precios que estarán cerca de los 40 euros gracias a la bonificación del 75% para los residentes. La patronal de las aerolíneas descarta que las compañías aprovechen la medida para elevar su cuenta de resultados

El incremento del 50% al 75% de las bonificaciones de los precios de los billetes de los residentes en las islas para viajar al resto de España provocará un aumento inmediato de la demanda de viajes a la península, y la mejora de la conectividad aérea, según prevén las agencias de viaje.

El aumento de las bonificaciones permitirá encontrar billetes de ida y vuelta por poco más de 40 euros en las conexiones donde existe más competencia en la actualidad, como es el caso de la ruta entre Gran Canaria y Madrid. Ayer mismo se podían encontrar billetes para viajar desde la isla redonda hasta la capital de España, del 2 al 8 julio, por 110,17 euros (ida y vuelta), con el descuento actual del 50%. Si se aplicara la bonificación del 75% la tarifa se quedaría en unos 69 euros, de los que 28,6 euros corresponden a las tasas aeroportuarias que cobra Aena a los usuarios y que no son subvencionables.

Aunque es «imposible» vaticinar el impacto del abaratamiento de los billetes, el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje (Ceav), Rafael Gallego sí tiene claro que «se dispararán las compras», y que el abaratamiento de los precios, siempre que se mantenga en el tiempo, «provocará una reacción en cadena que propiciará el aumento de las frecuencias y de las rutas entre las islas y el resto del territorio nacional».

El pasado año se registraron cerca de un millón de desplazamientos de residentes en Canarias a otras comunidades de España, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), una cifra que «se superará con creces desde el momento en que se active el incremento de las ayudas». Gallego reclamó, eso sí, que las administraciones públicas «mantengan un seguimiento de la evolución de los precios para evitar que las aerolíneas caigan en la tentación de aprovechar el aumento de la bonificación para elevar los precios más allá de lo que exigen factores como el aumento del precio del combustible, que supone entre un 25% y un 35% de los costes de una compañía».

El presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (Aeca), Felipe Navío, se mostró convencido de que los operadores no aprovecharán el alza de la bonificación para elevar sus cuentas de resultados: «La competitividad en el transporte aéreo es muy alta, lo que garantiza que los agentes mantendrán un cuidado exquisito a la hora de proponer incrementos de precios que en cualquier caso estarán al margen de las bonificaciones», declaró a este periódico.

Navío también cree que el abaratamiento del transporte para los residentes en las islas «va a estimular la demanda, lo que conllevará que las aerolíneas refuercen con vuelos adicionales las rutas que ya operan, y que incluso se pongan en marcha nuevas conexiones».

El presidente de la patronal turística FEHT Las Palmas celebró «una medida con la que se hace justicia con los canarios». Pero se mostró cauto respecto a sus efectos sobre el turismo». «Si las aerolíneas responden aumentando las plazas, será bueno para el turismo nacional que viene a las islas. Pero si no aumenta la capacidad aérea, habría menos huecos para los visitantes peninsulares».

Los desplazamientos entre las islas ya crecieron un 25% tras la entrada en vigor, el pasado año, de la bonificación del 75%.

  • 1

    ¿Le parece suficiente el apoyo de las instituciones al desarrollo de los canarios que viven en entornos rurales?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados