Telde, Agüimes y La Laguna, contra un gas «sin demanda»

24/01/2018

Los tres ayuntamientos que se oponen a la entrada del aire propanado -La Laguna (CC y PSOE), en Tenerife, y Agüimes y Telde (NC), en Gran Canaria- basan su rechazo en que no existe en sus municipios una demanda real de este nuevo combustible. Los tres consideran que no compensa hacer una inversión «innecesaria».

Las Palmas de Gran Canaria

ETIQUETAS:
- psoe

El Cabildo de Gran Canaria no está solo en la cruzada iniciada para evitar que el aire propanado entre en la isla. Tres de los ocho municipios elegidos por la empresa Redexis Gas para llevar a cabo la implantación del gas se oponen a su entrada. Se trata de Agüimes y Telde, ambos gobernados por Nueva Canarias y La Laguna, con CC y PSOE en el equipo de Gobierno.

En el caso de La Laguna y Agüimes, los dos dos ayuntamientos han presentado alegaciones al proyecto de Redexis y el punto en común en ambos es que consideran que en sus municipios no existe una demanda real que justifique su entrada. Además, ambos consideran que las infraestructuras planteadas por Redexis no tienen cabida en sus respectivos planeamientos y advierten que no darán los permisos y autorizaciones necesarias para el despliegue de las redes.

Para Agüimes, el aire propanado que se pretende introducir es el paso previo para la implantación del gas. «Se ha demostrado que no existe una demanda real de dicho combustible y que el fomento y la eficacia de las energías renovables son el futuro para este archipiélago», se detalla en las alegaciones presentadas a la Dirección de Industria y Energía del Gobierno de Canarias.

El alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, afirma que el proyecto de Redexis solo tiene interés para la empresa. Rechaza que el aire propanado sea de interés generar para toda la sociedad de las islas. «Puede beneficiar a unos pocos pero desde luego no al conjunto de los canarios. La inversión que se va a hacer en el aire propanado debería destinar a fomentar las renovables», manifiesta.

En cuanto al Ayuntamiento de La Laguna, la primera teniente a alcalde y concejal de Urbanismo, Candelaria Díaz (CC), dice que el aire propanado no es «adecuado» para este municipio.

«Sabemos que hay normativa superior, una Ley de Hidrocarburos, pero vamos a agotar todas las posibles vías para ponerlo muy difícil. Entendemos que en La Laguna no es un sitio adecuado porque no cumple los requisitos. No tenemos una planta hotelera grande ni una industria que necesite este tipo de energía y apostamos por otras energías más limpias en el municipio», manifiesta Díaz.

Entre otras medidas, La Laguna ha suspendido el plan general que tiene en vigor.

Díaz descarta el gas para La Laguna pero no descarta que este combustible pueda tener «bondades» para otros municipios, como Adeje, donde ya está instalado. «Nosotros no entramos en el resto de municipios pero sí nos preguntamos para qué queremos una canalización de 340 kilómetros en nuestro municipio», indicó. En sus palabras, el clima de Canarias no tiene nada que ver con el de la Península y de ahí que dude de su penetración en el ámbito doméstico. «No lo vemos», concluye.