El fallo del TSJC «retrasa» el gas

17/03/2018

La contundencia del fallo emitido por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias y que anula gran parte del decreto que reguló el concurso de adjudicación para la canalización del gas hace dudar al Gobierno de Canarias si recurrir o bien, acatarlo e ir a una nueva norma. Esto supondría volver a empezar de cero y un abultado retraso.

El consejero de Economía, Industria y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, reconoció ayer que la sentencia del TSJC que tumba gran parte del decreto 345/2015, que reguló los criterios para la adjudicación del concurso del gas, «puede retrasar» la entrada de este combustible en las islas.

Las adjudicaciones a Redexis -que ganó ocho de los diez municipios a concurso- están en la última fase del trámite administrativo y el objetivo de la empresa es empezar a pedir las licencias municipales en cuanto concluya y empezar a abrir zanjas y canalizar en 2019. Los dos de Gas Natural -en San Bartolomé de Tirajana y San Miguel de Abona- están ya en exposición pública.

Ortega optó por la prudencia a la espera de conocer la opinión de los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias sobre una sentencia que, según reconoció, anula «cuestiones fundamentales» del decreto.

La contundencia del fallo de la sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC es lo que lleva al Gobierno a dudar sobre la posibilidad de recurrir y ganar. «Hay que valorarlo en conciencia y analizar los pasos a dar: si hay cuestiones de fondo que se puedan modificar, si hay que hacer un nuevo decreto o si se recurre, pero ahora mismo no estamos en condiciones de anticipar cuál será la medida», manifestó el consejero de Industria.

En el caso de que el Gobierno recurriera los proyectos de Redexis y Gas Natural seguirían caminando. En este supuesto el riesgo es elevado porque podría llegarse a última instancia y fallar el órgano judicial en el mismo sentido que el TSJC, lo que daría al traste con las inversiones ya realizadas por las empresas y obligaría al Gobierno a sacar un nuevo concurso.

En el otro caso de que el Gobierno decidiera no recurrir y acatar el fallo adelantado ayer por CANARIAS7, los proyectos de Redexis y Gas Natural se paralizarían de inmediato. El concurso sería nulo y el Gobierno tendría que sacar un nuevo decreto, con otros criterios y una nueva adjudicación.

La Consejería de Industria tiene 30 días para decidir qué hacer y despejar las dudas.

La apuesta del gas, sigue

A pesar del retraso que puede provocar el fallo del TSJC, para Ortega lo importante es que la sentencia no cuestiona la entrada del gas propanado en las islas. «No cuestiona la esencia del asunto y que es que el aire propanado pueda extenderse en Canarias, otra cosa es el procedimiento», indicó. En este punto, insistió en la apuesta del Ejecutivo regional por las renovables y el gas, como elemento transitorio.

El consejero de Industria detalló que la sentencia da la razón a Disa que fue quien presentó la demanda contra el decreto. «Fue quien perdió el concurso y haciendo uso de su derecho no está de acuerdo ni con el concurso ni con el decreto», manifestó.

Morales dice que el Gobierno «va de chapuza en chapuza»

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, principal detractor de la implantación del gas en las islas, mostró ayer su satisfacción a la sentencia del TSJC contra el decreto que reguló la adjudicación del gas.

«El Gobierno de Canarias y las empresas que sostienen un modelo energético para esta tierra que no defiende el interés general andan de chapuza en chapuza», señaló Morales.

En sus palabras, hace solo unos días el Supremo anulaba el procedimiento de construcción de la regasificadora de Granadilla y ahora es el TSJC quien «echa por tierra» el decreto del gas. Morales resaltó que ambos fallos sentencian que los proyectos en cuestión van contra el interés general. «Reconocen que no tienen en cuenta los costes ni los posibles clientes. Es una auténtica chapuza que da alas a los que defendemos otro modelo energético», dijo.

Redexis y Gas Natural, «a la espera»

Las dos empresas que se ven afectadas por la sentencia del TSJC al ser las adjudicatarias de las 10 autorizaciones que salieron a concurso en otros tantos municipios -Redexis se hizo con ocho y Gas Natural con dos- asumen el fallo judicial y, según reconocieron ayer, «están a la espera» de noticias. La decisión que tome el Gobierno de Canarias en los próximos días sobre si recurre o no el fallo es clave para sus proyectos. «La sentencia tumba los criterios de la concurrencia y se supone que los proyectos se paralizan de momento», indicaron fuentes cercanas. Así todo, optan por la prudencia a la espera del pronunciamiento de los servicios jurídicos del Gobierno.