Álvaro, Pejiño y Sergi Cardona celebran el gol al Sporting. / efe

Una UD para soñar: mejor visitante de Segunda y merecido liderato

En El Molinón dejó también su duodécima portería imbatida esta campaña, donde volvió a levantar una muralla defensiva

KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Lanzadera de ilusiones. Las Palmas se encuentra en el disparadero de los grandes. Imposible no soñar con el ascenso viendo los números que presenta la UD esta temporada. En El Molinón recuperó el liderato el conjunto dirigido por García Pimienta con otra lección de fútbol y de candidato total al éxito final.

Con el 0-1 ante el Sporting de Gijón, donde sacó músculo el equipo amarillo sin jugadores de nivel como Valles, Mfulu, Viera o Sandro, Las Palmas confirmó ser el mejor conjunto de Segunda División a domicilio. De hecho, atesora ya 16 puntos lejos de sus dominios, con cuatro victorias, cuatro empates y tan solo una derrota.

Credenciales de sobra para pelear por subir a la máxima categoría del fútbol español y que también se justifican con la duodécima portería imbatida en lo que va de campeonato. Casi nada. Doce enfrentamientos sin recibir un solo gol en las 18 jornadas que se han disputado hasta el momento. Domínguez también se sube al carro de Valles.

Aprovechó con creces el pinchazo del Alavés en casa del Granada (3-1) la Unión Deportiva para, tras imponerse en un campo de enjundia, como es el del Sporting de Gijón, cazar de nuevo el liderato de la categoría de plata. Igualados, eso sí, con los vitorianos, claro está, con 34 puntos. Pero la mejor diferencia de goles que presentan los de Pimienta, con 22 a favor y solo 10 en contra, les sitúan en lo más alto de la tabla clasificatoria.

El equipo compite con y sin sus estrellas. Véase el asalto a El Molinón como un claro ejemplo. Allí se impuso Las Palmas sin Álvaro Valles, Nuke Mfulu, Jonathan Viera y Sandro Ramírez, todos ellos titulares en condiciones normales. Con una implicación espectacular de todos los integrantes de la plantilla, la UD ha encontrado la regularidad que indica el camino para la gloria.

Con una retaguardia que levanta muros de hormigón atrás y un bloque que salta para presionar arriba, Pimienta ha dado con la tecla perfecta para revertir la situación como foránea de la UD, que antes sufría un mundo para sacar puntos. Es más, en las últimas seis campañas, en la que más puntos se logró fuera fue en la 2019-20, con 23 en 21 partidos.

En esta ya suma 16 en nueve encuentros, dato que invita a pensar que se mejorará la cifra fácilmente viendo la dinámica de los grancanarios. El curso pasado, desde que el catalán se hizo cargo del grupo, fueron 18 en los nueve enfrentamientos disputados. Juzguen ustedes mismos.