El escudo de la UD, en la cima del Atlas

11/12/2017

Cuenta atrás para el comienzo del desafío protagonizado por Nicolás García Hemme. A propuesta de CANARIAS7, con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria y la Fundación UD Las Palmas, el taekwondista recorrerá la cordillera del Atlas hasta el desierto del Sáhara del 14 al 24 de diciembre.

Un reto deportivo que buscará unir dos territorios antagónicos como son el punto más alto del norte de África con las áridas arenas del Sáhara en diez días de la mano del alpinista y técnico del alta montaña Javier Cruz. Tras cinco ediciones en las que se ascendió al Toubkal, se recorrió el Himalaya, se subió el Kilimanjaro, el Parinacota y el Mont Blanc, la aventura vuelve a África en pleno diciembre con el medallista olímpico y ahora embajador internacional de LaLiga como protagonista de un reto que lo pondrá a prueba tras conseguirlo todo en taekwondo.

García Hemme (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) hizo historia cuando logró en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 una plata única en el medallero español. Entonces, tocó la cima en el taekwondo, disciplina en la que acumuló otras distinciones internacionales, con más podios en Mundiales y Europeos.

Retirado ya del tatami, la nueva vida de Nicolás sigue ligada al deporte y con atribuciones de altísimo nivel a nivel organizativo y de gestión. Desde hace tres años trabaja en LaLiga y actualmente ejerce de responsable de un proyecto de desarrollo internacional llamado LaLiga Global Network, en el que dirige a profesionales para representar a la marca en 44 países.

Su nueva misión como en la LaLiga vincula directamente a la UD Las Palmas, único representante canario en la élite del fútbol nacional, que ve en García Hemme un excelente representante del deporte canario en todo el mundo, tanto por trayectoria como por los valores que representa. Es por ello que, además del apoyo del Cabildo de Gran Canaria, también la Fundación UD Las Palmas es patrocinador de la expedición, como canalizador de la responsabilidad social corporativa de la entidad fundadora, la Unión Deportiva Las Palmas. «Supone una gran satisfacción formar parte de este reto deportivo. Como deportista de élite y ahora en misiones de embajador internacional de la Liga de Fútbol Profesional, Nicolás García Hemme representa todos los valores del deporte, el afán de superación y la ambición por mejorar y enfrentarte a nuevo retos», afirma Miguel Ángel Ramírez, presidente de la entidad y de la Fundación UD Las Palmas.

«Como se recoge en los estatutos, la misión de la Fundación es fomentar el deporte y la elevación de los niveles educativos sociales y culturales de los jóvenes, en el caso del club desde sus equipos de base. Desafíos deportivos como este encajan perfectamente en los valores de solidaridad, esfuerzo y colaboración que promueve la UD Las Palmas», recalca Ramírez, felicitando a CANARIAS7 por la iniciativa, a García Hemme por su empeño y el Cabildo de Gran Canaria por su apuesta por el deporte y los deportistas de la isla.

Vinculado al fútbol

Con contactos puntuales con la UD Las Palmas por las distintas iniciativas que se adoptan desde la entidad (como LaLiga Non Stop desarrollada en diciembre de 2015), el laureado deportista grancanario no hace más que sumar fuerzas en el desafío de lograr que el fútbol español siga creciendo en lo que respecta a derechos audiovisuales, difusión y penetración mundial.

«No imaginé que acabaría ligado al fútbol, pero está siendo una experiencia tremendamente enriquecedora. Como project manager, aplico mis conocimientos en la gestión, organización y elaboración de proyectos y estoy rodeado de un equipo humano y profesional inmejorable. Motiva cada reto y siempre trato de mejorar y superarme en todo para corresponder a la confianza que han depositado en mí», destaca Nicolás García Hemme, orgulloso de representar el deporte canario por todo el mundo y también a la UD Las Palmas, en su nueva labor profesional con LaLiga.

Recién llegado a casa, en estos días, los previos a emprender viaje a tierras norteafricanas, el laureado deportista grancanario se encargará de recargar pilas con la familia («lo mejor que hay para que la fuerza nunca decaiga») antes de iniciar una aventura que le cautivó desde el primer momento.