Reto de altura para García Hemme

    Cargando reproductor ...
19/11/2017

A falta de un mes para que comience la aventura en la cordillera del Atlas hasta el desierto del Sáhara, García Hemme sigue su plan de entrenamientos cada vez que su apretada agenda como embajador internacional de LaLiga se lo permite. Atletismo, montañismo, escalada y hasta el salto en paracaídas, el taekwondista, ahora ejecutivo, no para.

Con el apoyo del Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria y la Fundación UD Las Palmas, la expedición grancanaria encabezada por Javier Cruz acompañará a Nicolás García Hemme, medalla de plata en taekwondo en los juegos de Londres 2012, por la cordillera del Atlas hasta el desierto del Sáhara del 14 al 24 de diciembre.

Será la sexta edición de una iniciativa impulsada por CANARIAS7 después de las exitosas experiencias a la cima del Toubkal, el recorrido por la cordillera del Himalaya, la ascensión al Kilimanjaro, el viaje por Los Andes y alcanzar la cima del Mont Blanc. García Hemme, que ahora lidera un proyecto de desarrollo internacional llamado LaLiga Global Network, en el que dirige a profesionales para representar a la marca en 44 países, no dudó en aceptar un reto alejado del deporte que le encumbró como referente internacional. «Ahora aprovecho para hacer todos los deportes de riesgo que no podía hacer antes en competición. Por eso este desafío supone cumplir un sueño para mí. No solo vamos a subir montañas de más de 4.000 metros, sino que además vamos a hacer escalada y una travesía por el desierto. Estoy muy motivado», asevera de camino a Singapur, luego a Bangkok, Tokio y Sidney antes de regresar a Madrid en una semana. «Mi labor con LaLiga hace que esté mucho tiempo fuera de España, pero en mi maleta no puede faltar la ropa deportiva y las zapatillas de correr. El cuerpo me lo pide. Hace poco, por ejemplo, en el poco tiempo libre que tuve en Nueva York me fui a correr a Central Park», manifiesta.

La sierra madrileña es su lugar preferido para desconectar cuando está en la capital de España y el escenario de sus entrenamientos previos también antes de iniciar la aventura en Marruecos. «La Pedriza y el pinar de La Barranca o La Bola del Mundo son lugares idílicos para practicar deportes de montaña en Madrid. Cuando puedo me escapo para desconectar del 4G y hacer senderismo y escalada. También estoy enganchado al crossfit. Un deportista de élite nunca deja de serlo cuando te retiras de la alta competición», afirma García Hemme.