Borrar
Directo Bélgica manda con gol de Tielemans
Sergio Ramos celebra con Casemiro el gol del brasileño que abrió el marcador. EP
Jornada 13

El Madrid ejerce de campeón ante un aspirante acomplejado

Zidane vuelve a darle una lección a Simeone en una cita clave, jugada al ritmo de Kroos y Modric y en la que Joao Félix y Luis Suárez acabaron sustituidos

Ignacio Tylko

Madrid

Viernes, 11 de diciembre 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Se trata solo de la 13ª jornada liguera, pero el derbi que Real Madrid y Atlético disputan por primera vez en Valdebebas alcanza un valor inusitado todavía en diciembre. Con 12 puntos de ventaja sobre el Barça y seis y un partido menos respecto a su eterno rival, el equipo de Diego Pablo Simeone está en condiciones de asestar un golpe quizá definitivo al campeonato. Pero el equipo de Zinedine Zidane ha demostrado con creces que jamás se le debe dar por muerto y se presenta pletórico tras ganar las dos 'finales' recientes ante el Sevilla, en el Sánchez Pizjuán, y frente al Borussia Mönchengladbach. Ante los germanos cuajó el mejor partido del año, recuperó antiguas sensaciones y selló el pasaporte a octavos de la Champions como único equipo español líder de grupo. Si ganan, los blancos presionarán a los colchoneros, acabarán con su condición de invictos y se meterán de lleno en la batalla por el título.

El duelo del Alfredo Di Stéfano se las trae. No hay mejor cita para comprobar hasta qué punto es cierta la recuperación física, anímica y táctica del Real Madrid y para examinar también el crecimiento del conjunto rojiblanco en cuanto a posesión de balón, dominio y carácter ofensivo. La historia dice que, exceptuando las visitas al Camp Nou, no hay ningún rival que tiente más al técnico argentino al repliegue que el merengue. Sobre todo en las visitas al Bernabéu y en esas dos finales de Champions perdidas en la prórroga de Lisboa y los penaltis de Milán. En ambas se le acusó a Simeone de miedo y complejo en los momentos determinantes.

En los 14 derbis jugados en feudo madridista con Simeone, el Atlético ha ganado cuatro, entre 2013 y 2016, ha empatado en cinco ocasiones y en otras cinco ha caído, incluida la última visita. Desde esa derrota por 1-0 del pasado 1 de febrero, el Atlético no pierde en Liga. Nadie ha sido capaz de doblegarle en el recorrido de 26 jornadas que incluye las siete victorias consecutivas que le convierten en líder destacado. Nunca en la era del Cholo ha llegado al derbi en terreno blanco con el dominio actual ni con ese estilo modificado para intentar abastecer de balones a Luis Suárez, seco desde su vuelta tras el coronavirus y con feos gestos tras ser cambiado en Salzburgo.

«Los jugadores han demostrado lo que son como equipo, el carácter que tienen, y ahora tienen otra oportunidad de hacerlo», enfatiza Zidane, rearmado tras asumir quiénes son sus titulares y dejarse de tanta rotación necesaria en tiempos de pandemia pero también peligrosa si la unidad B no da la talla. Respiró aliviado el marsellés al saber que ya podía contar con Sergio Ramos, su gran capitán, ante el M'Gladbach. El sevillano, todavía sin renovar, es la bestia negra del Atlético, a quien Zizou concede el papel de «principal favorito» para la Liga. Varios de los mejores momentos de su exitosa carrera se relacionan con los rojiblancos. Para la eternidad dejó sobre todo el cabezazo que cambió la historia en el minuto 93 de la final que acabó con la décima orejona. Al equipo de Simeone le ha marcado seis goles, cifra solo superada por los siete endosados a su Sevilla, en 20 victorias, 14 empates y ocho derrotas. Este sábado, Ramos alcanzará otro récord, el del futbolista con más derbis madrileños disputados, 43, superando a leyendas como Paco Gento y Manolo Sanchís. 

Pocas sorpresas

Jugar con las líneas muy juntas, siempre atento y concentrado y sin dejar correr con espacios al rival, son las tres premisas en las que se fundamenta el técnico merengue para intentar amarrar los tres puntos. Necesitará de todo su potencial para hacer sufrir a un Atlético que solo ha encajado dos goles en Liga, el mejor equipo de Europa en esa faceta. A diferencia de otras campañas, apenas le crean peligro y Oblak no es decisivo. Zidane mantendrá la estructura de su equipo. Si acaso, algún pequeño cambio.

Algunas sorpresas en las alineaciones. Con Carvajal recuperado, el madrileño estaba llamado a ocupar el lateral. Pero Zidane decide mantener a Lucas Vázquez y situarle por delante, donde siempre ha jugado el gallego. Eso deja en el banquillo a Rodrygo, menos trabajador en defensa. El resto, lo previsto, ya que Modric, Casemiro y Kroos funcionan como un reloj y Vinicius tiene más desborde que nadie.

Una variación solo en el Atlético respecto a su victoria en Salzburgo. Siguen los tres centrales pese a la ausencia de Giménez y repeti arriba la dupla Joao Félix-Luis Suárez, aunque Correa siempre cumple. Con Diego Costa lesionado, el charrúa, autor de cinco goles en siete partidos, tiene otra oportunidad de ver puerta y reivindicarse. Un ariete fijo libera y mejora a la joven perla portuguesa.

La rapidez de Marcos Llorente, de vuelta a su antigua casa, y Carrasco, es un arma perfecta para dañar al rival desde el inicio o cuando ya esté desgastado. En el eje, Koke es indiscutible y Saúl no está bien y deja su puesto al mexicano Herrera.

     

     

Una vez más, Zidane

Mientras el Madrid reencuentra el camino que le

Real Madrid

Courtois, Carvajal (Asensio min. 79), Varane, Sergio Ramos, Mendy, Modric (Valverde, min. 88), Casemiro, Kroos, Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius (Rodrygo, min. 79).

2

-

0

Atlético

Oblak, Trippier, Savic, Felipe (Lodi, min. 46), Mario Hermoso, Carrasco (Correa, min. 46), Llorente, Koke, Herrera (Lemar, min. 46), Joao Félix (Saúl, min. 60) y Luis Suárez (Kondogbia, min. 73).

  • goles: 1-0: min. 15, Casemiro. 2-0: min. 63, Oblak en propia meta.

  • árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano): Mostró amarilla a Casemiro, Lemar, Correa y Savic.

  • incidencias: Partido de la 13ª jornada de Liga disputado sin público en el estadio Alfredo di Stéfano de Valdebebas.

Como se suponía, pocas sorpresas en las puestas en escena,

Salió mucho mejor el Madrid y supo llevar el partido a su terreno. El juego más pausado le viene mejor a los blancos, sobre todo si Kroos y Modric no son encimados. El equipo de Zidane se

Con el balón en su poder y el resultado a favor, el Real Madrid se dedicó a moverlo

Se llegó al descanso con amago de tangana por una discusión entre Vinicius y Koke y se reanudó la segunda mitad con triple cambio de Simeone, que buscó más de mordiente con Lodi, Correa y Lemar y reconoció de forma tácita su

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios