Jornada 13

Joao Félix se marcha indignado y Luis Suárez riendo con ironía

Simeone retiró al portugués cuando el Atlético perdía 1-0 y, con el partido perdido, volvió a sustituir al uruguayo para que Kondogbia ocupase su puesto

AMADOR GÓMEZ Madrid

Joao Félix abandonó el terreno de juego indignado cuando fue sustituido por Diego Pablo Simeone a la hora de partido, mientras que Luis Suárez se marchó después del campo riendo irónicamente, sorprendido también por la decisión del técnico argentino, que tuvo un noche nefasta frente al Real Madrid. Cuando el Atlético solo perdía por un gol ante el vigente campeón, Simeone retiró al joven delantero portugués, su futbolista de mayor claro y más clarividente, que cuando comenzó a entrar en juego en la recta final de la primera parte dio otro aire a los rojiblancos. Y ya con 2-0 en el marcador, el entrenador colchonero se atrevió a prescindir de nuevo de Luis Suárez, después de que el uruguayo mostrase su enfado al ser cambiado en el encuentro anterior de Champions frente al Salzburgo.

Ni Joao Félix ni Luis Suárez quisieron cruzarse con Simeone al irse del césped, evitando al argentino, que tampoco suele saludar a nadie cuando le retira del campo. El portugués se dirigió directo a la grada del Di Stéfano dando una patada a una silla, mientras que el uruguayo se marchó rápido, sin dejar de sonreír y moviendo la cabeza, sin entender cómo podía prescindir entonces Simeone, con el encuentro perdido, de otro delantero para sacar a un centrocampista (Kondogbia) que lógicamente no iba a liderar una reacción que necesitaba el Atlético.

«Entiendo siempre que estén enojados porque quieren dar más y jugar los 90 minutos, pero es normal que suceda en fútbol, aunque habría que preguntar al jugador por qué se enoja. Puedo entender que a uno le hubiese gustado jugar mejor, que quiere jugar el partrido completo... Hay mil cosas en el enojo», respondió Simeone cuando se le preguntó si entendía las reacciones del portugués y el uruguayo.