Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 26 de febrero
David Alaba celebra su gol contra el Barça. Josep Lago (Afp)
Alaba saca músculo en las dos áreas
Análisis

Alaba saca músculo en las dos áreas

Experimentado y jerárquico, el austríaco causa impacto por su buena aclimatación al Real Madrid, rubricada con un golazo en el clásico

Óscar Bellot

Madrid

Lunes, 25 de octubre 2021, 15:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cuando el Real Madrid echó el lazo a David Alaba barruntando la marcha de Sergio Ramos que terminaría consumándose meses después, apostaba sobre seguro. El austríaco llevaba un decenio siendo una pieza destacada en el engranaje defensivo del todopoderoso Bayern de Múnich y un valioso elemento en la ofensiva del cuadro bávaro, donde su zurda letal brillaba sobre todo a balón parado. Subsistía solo la duda de cuánto tiempo tardaría en aclimatarse a su nuevo hábitat, pero el impacto ha sido inmediato. Su golazo al Barça en el clásico, aderezado con un recital en la retaguardia, refrenda el gran inicio de temporada de un multiusos que puede ser determinante en las dos áreas.

«Mi primer clásico y mi primer gol. Me siento muy afortunado y agradecido por este momento, pero es más importante la victoria como equipo», se congratulaba el centroeuropeo tras desnivelar el pleito en el Camp Nou con una diana que resumió algunas de sus muchas virtudes: concentración, contundencia al corte, visión de juego, velocidad y potencia de disparo. Fabricó la jugada rebañándole el balón a Memphis, conectó con Vinicius y esprintó para resolver en posición de extremo con un latigazo cruzado que superó a Ter Stegen e hizo enmudecer al coso azulgrana.

«El golpeo es una cualidad que él tiene, ha encontrado espacio ahí y ha finalizado muy bien», aplaudió Carlo Ancelotti, que le ha entregado el mando de la zaga que en los últimos años detentó Sergio Ramos. Del camero heredó el '4' y lo ha asumido con el aplomo derivado de su jerarquía y experiencia.

Las bajas en los costados hicieron que en su debut con el Real Madrid en partido oficial recuperase la condición de lateral zurdo que ostentó en sus primeros años en el Bayern. Ocurrió ante el Alavés y de sus botas partió la asistencia que sirvió a Vinicius para cerrar la goleada de cabeza.

Fue el primero de los dos pases de gol que ha repartido en sus once apariciones con la casaca blanca, puesto que también intervino de forma determinante en una de las seis dianas del Real Madrid frente al Mallorca. Entonces el beneficiario fue Benzema, que aprovechó un envío en largo del austríaco a la espalda de los zagueros para sellar el segundo tanto de su cuenta aquella noche.

En ese último partido ofició de central, una posición a la que le reconvirtió Pep Guardiola cuando el catalán asumió el mando del Bayern y en la que le prefiere Ancelotti, que con Mendy tiene bien cubierto el flanco izquierdo de la defensa.

Contra el Barça, Alaba registró su primer gol con el Real Madrid en un partido en el que fue el mejor de los blancos junto a Vinicius. Tuvo un 92% de acierto en el pase, recuperó tres balones y salió victorioso en las dos entradas en que intervino. El gol fue el complemento perfecto a su seguridad frente a los atacantes azulgranas y sirvió para recordar que el Real Madrid vuelve a tener un '4' capaz de marcar las diferencias adelante y atrás.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios