El director de juego francés del Club Baloncesto Gran Canaria, Andrew Albicy, marca el ritmo en el duelo contra el Joventut. / acb Photo / D. Grau

Ofensiva del Gran Canaria para atar la continuidad de Albicy

El base francés termina contrato este verano y el club claretiano trabaja para ampliar la vinculación por dos temporadas más

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran canaria

El Club Baloncesto Gran Canaria pretende que Andrew Albicy prosiga siendo la brújula del proyecto en el parqué. El director de juego francés, de 32 años, cumple su segunda temporada en la isla y se ha convertido en una pieza determinante a las órdenes del preparador segoviano Porfi Fisac.

Albicy, quien promedió 6.2 puntos, 1.8 rebotes, 4.3 asistencias y 8.5 créditos de valoración en 23 minutos de media en los 26 encuentros disputados en la fase regular de la Liga Endesa y 6.8 puntos, 2.3 rebotes, 6.2 asistencias, 1.8 recuperaciones y 12.9 de valoración en 24 minutos en los 15 compromisos en la EuroCup, termina contrato este verano y maneja una propuesta de la entidad claretiana para prorrogar la vinculación por dos campañas más.

Sin embargo, según ha podido saber este periódico, tras las conversaciones mantenidas entre ambas partes, las posiciones están lejanas en este momento.

El jugador de Sévres, que no estuvo a pleno rendimiento hasta la cuarta jornada en la competición doméstica por una microrrotura del vasto medial de la pierna derecha sufrida en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde Francia obtuvo la medalla de plata, exhibió su liderazgo y su enorme capacidad para imponer el ritmo en ataque y en defensa en un grupo que iba lanzado a la Copa del Rey antes de visitar al Lenovo Tenerife -siete victorias y tres derrotas-.

Su lesión en el duelo ante el Bitci Baskonia -rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna izquierda- y en la víspera del derbi canario dejó al Gran Canaria sin su guía en la cancha a mediados de noviembre, acumulando posteriormente siete derrotas consecutivas en la ACB, aunque ya participó en la última.

Se esperaba su vuelta por encima de cualquiera cosa tras el parón FIBA una vez celebrado el encuentro contra el Lenovo Tenerife, pero el capitán de Francia acudió a la cita con su país y volvió con una rotura fibrilar en el bíceps femoral de grado dos, lo que alargó su retorno hasta finales del mes de enero.

Desde entonces, Albicy capitaneó a un Granca líder en Europa -cedió ante el Andorra en cuartos- y que pisó el acelerador en la ACB para asaltar la zona de Playoff, algo que certificó en la última jornada merced a una carambola con el Murcia y el Bilbao como protagonistas también. Ahora, toca la misión casi imposible de tumbar al Barça.