Lakovic, en su presentación, escoltado por Willy Villar y Enrique Moreno. / cober

El Granca y su «verano largo»: pendientes de Diop y vacaciones activas de Lakovic

El club sigue sin concretar altas más allá de la del técnico. Los 500.000 euros que se recibirán por Khalifa no irán destinados a fichajes

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

En el Granca no se han parado los relojes. Ni muchos menos. Después de la presentación de Jaka Lakovic como nuevo entrenador ya hay una hoja de ruta marcada en lo que respecta a la configuración de la nueva plantilla. De momento el proyecto 2022-23 no presenta más novedad que la del preparador esloveno, ahora de vacaciones activas porque su contacto con el director deportivo, Willy Villar, es permanente. Queda mucha tarea por hacer y el ejecutivo de la entidad ya avisó el pasado jueves de que aguarda un «verano largo», al aludir a que el encaje de piezas, de entradas y de salidas, con el condicionante de los cupos.

Están definidos los perfiles de lo que se necesita, un complemento para Albicy en la dirección (Jaime Fernández, del Unicaja, es uno de los nombres que está encima de la mesa) y un center como prioridades antes de mirar en otras posiciones. Porque Khalifa Diop, con su flamante drafteo por los Cleveland, ya es historia, rumbo ahora a Valencia y va a dejar en las arcas cerca de 500.000 euros por lo reflejado en su cláusula de salida.

Un pellizco que no se desdeña en la entidad presidida por Enrique Moreno pero que, según se traslada desde la dirigencia, en ningún caso se va a destinar a financiar adquisiciones. Las cuentas del Granca van a agradecer esta inyección con la que Villar no cuenta para acometer los asuntos de su carpeta. Por Diop se espera en breve comunicación oficial del Valencia (no tiene obligación de hacerlo, pero las relaciones institucionales se cuidan con este tipo de cortesías), que apunta a ser el puente de transición para el senegalés hasta que se reabra el sueño de la NBA.

En paralelo sigue sin haber oficialidad a la salida de Dylan Ennis, con quien no se cuenta y al que le resta un año de contrato. «Todo a su tiempo», insisten desde el Granca pese a que ha trascendido que el escolta canadiense dejará hueco y obligará a un esfuerzo para suplirle. Se trata de una decisión técnica. El jugador estaba por la labor de seguir. Pero Lakovic no piensa lo mismo y así se actuará.