Borrar
Samuel Machín, en el exterior de la Ciudad de la Justicia, en una imagen de archivo C7
«Hermanito, un notición buenísimo!!»: Conrado Domínguez, director del SCS

«Hermanito, un notición buenísimo!!»: Conrado Domínguez, director del SCS

Samuel Machín, investigado por el caso Mascarillas, estaba exultante el día del nombramiento de quien facilitó el contrato con RR7

Francisco Suárez Álamo y Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 22 de marzo 2024, 22:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Samuel Machín estaba la mar de contento el 2 de septiembre de 2020. Ese día contactó con su amigo Rayco González y le mandó el siguiente mensaje por Whatsapp: «Hermanito, tengo un notición buenísimo!! llámame si puedes». Lo acompañó de dos emoticonos con gesto de felicidad.

A los siete minutos, Samuel Machín mandó otro mensaje. Era un enlace a un medio de comunicación que informaba del nombramiento de Conrado Domínguez como nuevo director del Servicio Canario de Salud. En el mensaje, Machín escribió: «Joder si al final eeeeerrrrr maicol está creando tendencias» y tres emoticonos con caras sonrientes.

¿Por qué tanta felicidad por el nombramiento? Samuel Machín, que es uno de los investigados por la Fiscalía Europea por el caso Mascarillas, actuaba de intermediario entre la empresa RR7 United, propiedad de Rayco González, y Conrado Domínguez, hasta entonces coordinador del Comité de Gestión creado por el presidente Ángel Víctor Torres ante la pandemia.

En esa fecha, RR7 United ya había firmado un contrato con el Servicio Canario de Salud por importe de 4 millones de euros a cambio de la entrega de un millón de mascarillas. El material sanitario nunca llegó.

Ni Samuel Machín ni Rayco González tenían experiencia en el mundo sanitario. Machín era amigo de Oswaldo Lastras, conocido a su vez de Conrado Domínguez. Fue a través de Lastras como se estableció el contacto entre Domínguez y Rayco González. A partir de conocerse a comienzos de mayo, tanto Samuel Machín como Rayco González intercambiaron numerosos mensajes con Conrado Domínguez. Ese material fue entregado por el dueño de RR7 al juez Javier García García-Sotoca, instructor de la querella de la Fiscalía Anticorrupción por el caso Mascarillas. Los mensajes llegaron hasta la Fiscalía Europea tras asumir esta el caso y el secreto sobre los mismos acaba de levantarse.

En ese mes de septiembre, Samuel Machín envía numerosos mensajes a Conrado Domínguez preguntando si sabe si ya se han pagado los 2 primeros millones de euros a RR7 por las mascarillas. «Todo caminando», le contesta Domínguez, mensaje que a su vez es reenviado a Rayco González, que contesta: «Ya queda menos, hermano».

El 14 de septiembre Samuel Machín vuelve a insistirle a Conrado Domínguez, que había participado activamente en el inicio y la materialización del contrato: «¿Sabes algo?», pregunta el intermediario sobre el pago de dos millones. «Envíame por favor la orden de ingreso el lunes», con el añadido de dos emoticonos de manos en señal de plegaria. «Esta semana espero se resuelva», le contesta el director del Servicio Canario de Salud.

Al final el Servicio Canario de Salud hizo los dos pagos, a razón de dos millones de euros cada uno. No hubo primera entrega de material, tampoco se tomaron cautelas sobre la empresa -dedicada a la compraventa de coches-, se desoyeron los avisos de altos cargos de Sanidad sobre un posible estafa y el material jamas fue entregado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios