Borrar
Última hora Miguel Ángel Ramírez, absuelto por la Audiencia en el caso de Seguridad Integral Canaria
Rayco González contactó directamente con Conrado Domínguez y también a través de Samuel Machín. C7
«Intento hacer la carta esta tarde o mañana»: Domínguez facilitó el negocio millonario de RR7
Caso Mascarillas

«Intento hacer la carta esta tarde o mañana»: Domínguez facilitó el negocio millonario de RR7

En mayo de 2020 intercambió decenas de mensajes con Rayco González sobre el documento que permitió el pago de 4 millones

Francisco Suárez Álamo y Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 21 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Conrado Domínguez, primero como miembro del Comité de Gestión para la pandemia y desde septiembre de 2020 como director del Servicio Canario de Salud, jugó un papel clave en el contrato de ese órgano sanitario con la empresa RR7 United, lo que permitió a dicha sociedad recibir 4 millones de euros a cambio de conseguir un millón de mascarillas, material que nunca fue entregado. RR7 era una empresa de compraventa de coches, sin experiencia en el mundo sanitario.

Los mensajes entre Conrado Domínguez y Rayco Rubén González, dueño de RR7, son esclarecedores. Reflejan una estrecha relación entre ambos con decenas de mensajes de texto, llamadas, audios y también intercambio de documentación vía Whatasapp.

Domínguez y González están siendo investigados por la Fiscalía Europea ante presuntos delitos encuadrados en el ámbito de la corrupción. Fue precisamente la Fiscalía Anticorrupción quien inició la investigación, que derivó en una querella contra ambos y la que fuera directora de Recursos Económicos del SCS, Ana María Pérez. La lista de investigados se ha ido ampliando hasta la decena de personas.

Conrado Domínguez siempre negó haber trabado contacto directo con Rayco González para la propuesta que acabó convertida en una carta del Servicio Canario de Salud aceptando el ofrecimiento, primer paso para el contrato acogido al decreto que permitía sortear el principio de concurrencia. Esa negativa se repitió ante el fiscal Anticorrupción de Las Palmas, Javier Ródenas; el juez instructor del caso, Javier García García-Sotoca, y ante la comisión parlamentaria de Sanidad.

Entre el 19 de mayo de 2020 y el 25 del mismo hubo una veintena de mensajes entre Domínguez y el dueño de RR7 centrados en la carta que tenía que presentar la empresa a Sanidad, carta que finalmente hizo el entonces secretario general técnico de la Consejería de Obras Públicas y coordinador técnico del Comité de Gestión ante la pandemia.

Noticia relacionada

A continuación se reproducen algunos que reflejan ese papel activo de Conrado Domínguez en la configuración de la oferta inicial de RR7.

El 19 de mayo de 2020 fue Rayco González quien abrió la conversación:

-Rayco González (R.G.): Ya tengo preparada la LOI para 3M, necesitaría la carta de ustedes autorizando a mi empresa a comprar en nombre de ustedes y poniendo también para que ese producto vaya dirigido a los hospitales.

Cinco segundos después, Rayco González manda otro mensaje diciendo: «Te paso la tarjeta fiscal mía para que puedas redactar la carta».

-Conrado Domínguez (C.D.): OK pásamelo.

Después, agrega: «Y si es un texto definido dímelo».

-R.G.: No hay texto definido.

-C.D.: Pero qué tiene que decir.

-R.G.: Solo que esa carta se especifique que me autorizan a mi sociedad a comprar en nombre de ustedes y que el producto va para los hospitales.

-C.D.: Te mando un modelo que usamos.

-R.G: Ok ese seguro que servirá.

Tras añadir el dueño de RR7 que ese «modelo está muy bien», Conrado Domínguez agrega: «Ok pero no pongo precio».

-R.G.: No porque estamos a la espera de confirmar el precio.

Whatsapp

Rayco González, dueño de la empresa RR7. Juan Carlos Alonso

150 mensajes entre Rayco González y Conrado Domínguez han sido analizados por la Policía Nacional a partir del momento en el que el empresario entregó al juzgado sus comunicaciones con el que canalizó las ofertas al Comité de Gestión y dirigió el Servicio Canario de Salud.

Tres días después es Domínguez quien abre la conversación.

-C.D.: ¿Cómo vamos?

-R.G.: Estoy esperando por la carta. No te había dicho nada pensando que estabas esperando para hacérmela.

-C.D.: Coño, pensé que me avisabas. La intento hacer esta tarde o mañana porque no la firmo yo.

Dos días después, Conrado Domínguez manda otro mensaje a González: «Buenas tardes, mañana tienes la carta como la que te mandé. Necesitaría saber si solo pongo FFP3 o qué descripción.

El dueño de RR7 le contesta enviándole dos fotos de mascarillas, a lo que Conrado Domínguez replica con una pregunta: «¿Pero estas son FFP3».

El 25, Conrado Domínguez le envía un documento con tres páginas y el 28 manda este mensaje: «¿Cómo vamos? Tenemos que cerrar lo antes posible». Y agrega Domínguez: «Están tocando mucha gente con FFP3».

Rayco González le dijo que estaba esperando la respuesta de 3M, la empresa que iba a suministrar las mascarillas. «Espero que no se demoren mucho», agregó, ante lo que Conrado Domínguez escribió: «OK, cuanto antes mejor».

El material nunca llegó, RR7 recibió los 4 millones y los intentos de la Agencia Tributaria Canaria por recuperar el dinero han sido inútiles, según confirmó este mes el propio Gobierno regional.

Mensajes con Rayco González y también con Samuel Machín

Samuel Machín, nexo entre Conrado Domínguez y la empresa RR7. C7

Los mensajes que estaban en el móvil del empresario Rayco González no solo reflejan el contacto directo, continuado y estrecho con Conrado Domínguez, sino también que Samuel Machín, otro de los investigados, tenía acceso directo al que fuera director del Servicio Canario de Salud.

Samuel Machín participó en las gestiones para dar forma al contrato de RR7 y se interesó igualmente por los pagos del Servicio Canario de Salud.

Entre los mensajes a los que ha tenido acceso este periódico se encuentra el diálogo vía Whatsapp entre Machín y Domínguez en el que el primero pregunta por la entrega de 2 millones de euros. Como se recordará, el Servicio Canario de Salud hizo un primer pago por esa cuantía a RR7. Cuando desde la empresa se reclamó un segundo pago, las alarmas saltaron en el seno del órgano sanitario.

Varios jefes de servicio y funcionarios de alto rango advirtieron a Ana María Pérez, entonces directora de Recursos Económicos, del riesgo de encontrarse ante una presunta estafa. Pese a todo, se ordenó el segundo pago.

La Policía también ha hallado mensajes directos de los investigados con Ana María Pérez, así como referencias a ella en la mensajería intercambiada por Rayco González con Conrado Domínguez y entre el primero y Samuel Machín.

Todos esos mensajes obran en poder de la Fiscalía Europea, que acaba de levantar el secreto del sumario, ha ampliado la lista de investigados y los ha citado entre abril y mayo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios