Borrar
Directo El Parlamento, a favor de una tasa para acceder a espacios naturales protegidos
Conrado Domínguez, Samuel Machín y Lucas Cruz. C7
«Vamos a forrarnos hermano»: las conversaciones secretas del caso Mascarillas
Sombras de corrupción en plena pandemia

«Vamos a forrarnos hermano»: las conversaciones secretas del caso Mascarillas

Tribunales ·

Lucas Cruz jugó un papel clave en la preparación del acuerdo de RR7 con el Servicio Canario de Salud y también para conseguir el segundo pago de dos millones de euros

Francisco Suárez Álamo y Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 20 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Vamos a forrarnos hermano». La frase es de Lucas Cruz, que hizo de intermediario en la operación entre la empresa RR7 United y un suministrador extranjeros de mascarillas, material sanitario que nunca fue entregado al Servicio Canario de Salud. Cruz se suma a la lista de investigados por la Fiscalía Europea en el caso Mascarillas.

La frase mencionada anteriormente se la trasladó Lucas Cruz a Rayco González, dueño de RR7 United. Fue en julio de 2020, en el marco de una conversación sobre la posibilidad de hacer negocio con la entrega de material sanitario al Gobierno de Canarias.

En la investigación, desarrollada primero en Canarias por la Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado de Instrucción número 7 de la capital grancanaria, y después por la Fiscalía Europea, el nombre de Lucas Cruz ya había salido por esa labor de intermediación y también por su participación en los correos para que derivaron en que el Servicio Canario de Salud diese una segunda oportunidad a RR7 después de un primer fiasco en el suministro de mascarillas.

Dos casos interconectados

Ana María Pérez. C7

El caso Mascarillas y la conexión canaria del caso Koldo (a través de la empresa Soluciones de Gestión) tienen elementos y protagonistas en común:el papel jugado por el Comité de Gestión que creó en marzo de 2020 el Gobierno de Ángel Víctor Torres ante la pandemia y el protagonismo de la que era directora de Recursos Económicos del Servicio Canario de Salud, Ana María Pérez, y de quien primero estuvo en aquel Comité y luego pasó a dirigir el SCS: Conrado Domínguez. Sus nombres aparecen en los mensajes, correos y documentos de ambos casos.

Lucas Cruz estaba interesado en julio de 2020 en entrar en el negocio de la venta de material sanitario y se quejó incluso en mensajes a Rayco González de que esa actividad estuviese acaparada, según afirmó, por otro empresario. El dueño de RR7 estaba convencido de que no había un monopolio en esas ventas.

Respecto a la participación de Lucas Cruz en el negocio, los mensajes son reveladores. Así, en julio de 2020 el citado intermediario escribe: «He revisado la documentación a rellenar y se trata de 4 archivos: el primero de ellos es el KYC (identificación pormenorizada de tu compañía, director y titular real), el segundo es una carta de intenciones que es dirigida a los servicios centrales de 3M vía un intermediario que se llama ANPE, el tercero es una prueba de fondos (que no la vas a tener hasta que no tengamos una prueba fehaciente del producto y su correspondiente chequeo en precios), el cuarto documento ya me has dicho que se ha entregado». 3M es la multinacional fabricante de las mascarillas que RR7 se comprometió a entregar y que no llegaron.

También en julio, Lucas Cruz manda un mensaje que no deja lugar a duda sobre su relación con los negocios del dueño de RR7: «Hoy te he conseguido 630.000 pavos de una cuenta de crédito para ti y una reunión a las nueve de la mañana, eres un pedazo de mamón. Pasas de mí». Sobre la marcha recibió un mensaje de Rayco González en tono cordial.

«Conrado dice que traigas las mascarillas (...) para la cena de empresa con nosotros»

Samuel Machín. C7

Samuel Machín, ahora investigado en el caso, era el nexo entre Conrado Domínguez, que entró en el Comité de Gestión de la crisis sanitaria como coordinador de los contratos y que en septiembre de 2020 fue nombrado director del Servicio Canario de Salud, y la empresa RR7. Especialmente revelador fue un mensaje que en las navidades de 2020 mandó Samuel Machín a Rayco González, dueño de RR7: «Conrado dice que traigas las mascarillas ya que quiere vernos para hacer la cena de empresa con nosotros dice. Miedo me la cena esa hermanito», todo ello acompañado de emoticonos de caras sonrientes.

Lucas Cruz también tuvo una participación activa en la negociación con el Servicio Canario de Salud para conseguir que adelantase un segundo pago de 2 millones de euros, pese a que para entonces no se había entregado mascarilla alguna. Desde el Servicio Canario de Salud se le pidió al dueño de RR7 que argumentase por qué era necesario ese segundo pago y fue Lucas Cruz quien preparó el borrador enviado a Sanidad. «Si reenvías, quita mi correo, acuérdate», insistió Lucas Cruz.

La investigación ha apuntado igualmente el papel relevante desempeñado por Lucas Cruz en una compraventa posterior de vehículos que habría servido para desviar los 4 millones de euros. Cuatro años después de los pagos, la Agencia Tributaria Canaria no ha logrado recuperar un solo céntimo, según confirmó recientemente el Gobierno regional.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios