El tripartito repetirá en la capital

El sondeo de Infocom para Coalición Canaria dibuja un escenario de continuidad en el grupo de gobierno de la capital grancanaria, con el Partido Socialista con mayor cuota de poder. El Partido Popular se desfondaría y la unión de Coalición Canaria y Unidos por Gran Canaria funcionaría, al menos según las estimaciones.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El pacto tripartito que gobierna la capital grancanaria, conformado por el Partido Socialista, Podemos (Las Palmas de Gran Canaria Puede e Izquierda Unida) y Nueva Canarias, podría repetir mayoría absoluta en 2019. Es una de las conclusiones del sondeo que la empresa Infocom elaboró por encargo de Coalición Canaria en junio de este año. La encuesta sí apunta un cambio en la correlación de fuerzas de ese tripartito: el PSOE ganaría cuota de poder. Según el estudio demoscópico, si hoy se celebrasen las elecciones el Partido Socialista pasaría del 19,8% de los votos al 29,4%, un crecimiento de casi diez puntos que se traduciría en dos concejales más: de 7 pasaría a 9. Ese crecimiento se explicaría en gran medida por la caída en intención de voto de Podemos, que cosechó un 19,6% en 2015 y pasaría al 12,3% de los votos, bajando de 6 ediles a 4 Nueva Canarias repetiría con dos representantes en el pleno, con casi idéntico porcentaje de votos (7,6% de estimación en el sondeo frente a 7,5% hace tres años).

¿Qué ocurriría en el bloque de la oposición? Lo más significativo es el descenso del PP, que corre en paralelo al crecimiento de Ciudadanos. El Partido Popular se desfondaría literalmente en la capital, al pasar del 28,7% de los votos al 17,9%, lo que supondría quedarse con 6 ediles, 4 menos que en los anteriores comicios. Ciudadanos sería el gran beneficiado, creciendo del 7,7% de 2018 al 16,9%, con 3 ediles más (5 en lugar de los dos actuales).

El alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo (izquierda), el segundo teniente de alcalde, Pedro Quevedo (centro) y el primer teniente de alcalde, Javier Doreste.

El sondeo se encargó para medir los efectos de la alianza entre CC y Unidos por Gran Canaria, el partido de José Miguel Bravo de Laguna que tiene a Ángeles Batista como portavoz en el pleno. La encuesta apunta una subida, al pasar del 5,6% de Unidos y el 3,2% de Coalición en 2015 a una estimación del 10,9% ahora, lo que se traduce en un concejal más: 3 en lugar de 2.

Los resultados del sondeo para la capital coinciden con los del Cabildo y el Parlamento en Gran Canaria, que ayer adelantó este periódico. En ambos casos, el Partido Socialista aparece con una notable expectativa de crecimiento; Nueva Canarias se mantiene; Podemos baja; el PP se hunde; Ciudadanos sube y la alianza entre CC y Unidos por Gran Canaria da como resultado repetir los de 2015 o incluso mejorar.

Hay que tener presente en todo caso que el sondeo se hizo en junio, con el Gobierno de Pedro Sánchez recién llegado al poder, y a las puertas del cambio en el liderazgo del Partido Popular. Asimismo hay que recordar que todavía no se han perfilado todas las candidaturas municipales. El Partido Socialista ya despejó su incógnita, con Augusto Hidalgo como candidato a la reelección, mientras que en Podemos se da por hecho que puede repetir Javier Doreste, al igual que Pedro Quevedo en Nueva Canarias.

Las incógnitas se centran sobre todo en quiénes liderarán las planchas en los tres partidos que ahora integran la oposición. El PP sigue chequeando la respuesta de la ciudadanía a varios posibles candidatos, con los nombres de Ángel Sabroso, José Miguel Álamo, Carlos Ester, Joaquín Jorge Blanco, María del Carmen Hernández Bento y Matilde Asián en danza. En Ciudadanos tampoco se ha despejado el interrogante de si repetirá Beatriz Correas o si el número uno será para alguna de las incorporaciones al partido en el último año. En cuanto a Unidos por Gran Canaria, una vez sellada la alianza con Coalición Canaria se han barajado varios candidatos. De hecho, el sondeo se hizo para testar el grado de conocimiento de posibles aspirantes, como la edil Ángeles Batista, la exconcejal y exdiputada Nardy Barrios, el viceconsejero Francis Candil y el director general Ciro Gutiérrez. De momento en las filas de CC y Unidos por Gran Canaria la opción que cobra más fuerza es la de Nardy Barrios, que volvería así a la política.

Las claves del sondeo

Coalición Canaria quiso medir en junio la valoración de los ciudadanos ante la confluencia con el partido de José Miguel Bravo de Laguna porque sabe de la trascendencia de las elecciones de 2019. Y es que en esa cita CC se juega no solo el Gobierno de Canarias sino también acabar con la imagen de Gran Canaria como una isla donde el voto nacionalista es un monopolio de Nueva Canarias. De hecho, el acuerdo entre CC y Unidos por Gran Canaria se aceleró al ver que no fructificaba el acercamiento a NC y ante la evidencia de que Bravo de Laguna negociaba en paralelo la vuelta al Partido Popular. Además, el sondeo se aprovechó para calibrar quiénes deberían encabezar las candidaturas más estratégicas, esto es, al Parlamento por Gran Canaria; al Cabildo y al Ayuntamiento. La primera de ellas será para Pablo Rodríguez, actual vicepresidente y consejero de Obras Públicas y líder de CC en Gran Canaria; la del Cabildo se reserva para José Miguel Bravo de Laguna, mientras que la municipal quedó pendiente a conocer el resultado del sondeo.