El Gobierno espera soluciones

11/10/2018

Barragán confía en que el presidente Pedro Sánchez reaccione ante un problema «puntual» en la acogida de menores inmigrantes que llegan a Lanzarote. El secretario general del PSC, Ángel Víctor Torres, compromete la colaboración de su partido pero evita implicar al Ejecutivo del Estado

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno autonómico, José Miguel Barragán, espera que el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez responda con soluciones ante el problema «puntual» que está habiendo con la acogida de los menores llegados en patera a Lanzarote, en los últimos meses.

Barragán evitó hacer de este tema otro motivo para el enfrentamiento con Madrid, a pesar de que alguno de sus compañeros de Gobierno se han manifestado con más gravedad. Así, preguntado sobre si siente el amparo del Ejecutivo central, respondió sutilmente que «el Estado fue más colaborador cuando surgió la crisis migratoria en 2006».

Esta reflexión contrasta con las denuncias que hizo en aquella época su propio partido e incluso, con quienes recuerdan ahora desde Coalición Canaria (CC) como el Gobierno estatal dejó abandonadas a las islas.

Por todo ello, el consejero aseguró que la inmigración y, concretamente, la «preocupación» de que vuelva a haber un repunte de pateras en Canarias, será uno de los asuntos que el presidente Fernando Clavijo pondrá sobre la mesa cuando se reúna con su homólogo en el Estado, Pedro Sánchez.

«Antes no lo hemos podido hacer porque se nos negó hablar con el presidente», apuntó Barragán al recordar el rechazo dispensado por Sánchez a Clavijo el pasado día 6 para llevar a cabo un encuentro de unos quince minutos, a propósito de su visita a Lanzarote.

El responsable gubernamental en materia de Presidencia también sostuvo el tono prudente a la hora de poner en cuestión el funcionamiento del sistema integrado de vigilancia exterior (SIVE).

Al respecto, José Miguel Barragán evidenció que «nos encontramos las pateras cuando éstas han llegado ya a la costa y nos extraña que digan que el SIVE esté a pleno rendimiento», comentó.

El consejero insistió en que, en estos momentos, «tenemos una duda razonable de que el SIVE esté funcionando bien», y señaló que si no se detectan a tiempo las pateras, «tampoco se puede activar el protocolo de atención a los inmigrantes».

En cambio, el también secretario general de CC destacó la respuesta que están dando las corporaciones insulares a la hora de afrontar la derivación de los menores inmigrantes. Así, mientras se espera una mayor implicación del Gobierno central, «los cabildos han estado a la altura de las circunstancias», resaltó igual que la posibilidad que ha brindado los que gestionan La Santa Sport al Cabildo de Lanzarote.

Por su parte, el secretario general del Partido Socialista Canario (PSC), Ángel Víctor Torres, dijo echar en falta una «llamada directa del Gobierno para que las corporaciones locales colaboren, igual que hizo el Gobierno de 2006 con los ayuntamientos».

Torres recordó que cuando fue alcalde de Arucas, el Ejecutivo se puso en contacto con él para pedirle plazas en las que acoger a los menores. «Yo mismo fui a hablar con los vecinos del barrio para pedirles solidaridad con el resto de los municipios de Canarias», relató.

El máximo dirigente socialista trajo al presente estos hechos para reclamar al Ejecutivo de Fernando Clavijo que «abandone el enfrentamiento» al hablar de la inmigración y que «no pretenda de un Gobierno que no es competente en acogida a los menores inmigrantes le resuelva la cuestión a otro que sí lo es».

Por ello, Torres emplazó al gabinete de Clavijo a «trabajar y recuperar el diálogo» con Madrid.

De momento, el secretario general del PSC comprometió la «colaboración» de su partido «con el Gobierno de Canarias en todo lo que sea preciso para afrontar el problema de la acogida de menores», pero en ningún momento implicó al Ejecutivo estatal del cual remarcó que no es competente en este tema.

Torres aseguró que el presidente Pedro Sánchez es «conocedor» de la situación por la que atraviesa Lanzarote, aunque dijo que «no fue necesario que le informara» en la reunión que mantuvo con el jefe del Ejecutivo central el pasado sábado, encuentro que ha generado malestar en el Gobierno autonómico y en los partidos.

«Hay una relación permanente con la Delegación del Gobierno -aseveró Torres-, y entre todos vamos a seguir colaborando con el Gobierno de Canarias».

Por ello, el máximo responsable de los socialistas canarios instó a «no hacer demagogia con este asunto, que hemos pasado por épocas mucho peores y se han buscado soluciones».

En este sentido, Ángel Víctor Torres aclaró que no se refería a la situación de emergencia humanitaria que ha sido declarada por el Cabildo de Lanzarote; «yo no voy a cuestionar ninguna declaración que decida hacer alguna institución», pero insistió en la búsqueda de soluciones por parte del Gobierno canario.