Imagen del rastro. / C7

El Ayuntamiento reabrirá el rastro este mes si se alivia la presión de la Covid-19

El mercadillo se reactivará en condiciones normales pero adaptándolo a la coyuntura sanitaria

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, ha anunciado que si esta semana el Gobierno de Canarias activa la luz verde del semáforo sanitario habilitado por la pandemia de la Covid-19, el rastro volverá a celebrarse en el parque blanco.

«Si el próximo día 17 se cambia a verde -en esteos momentos estamos en un periodo de restricción máxima-, al día siguiente me reuniré con los comerciantes para ponerlo en marcha», expuso en respuesta a una pregunta formulada por la portavoz de Ciudadanos, Lidia Cáceres, en una comisión de pleno.

El edil explicó que con las condiciones actuales, resultaba imposible organizar el rastro y garantizar la seguridad de vendedores y clientes puesto que su afluencia es tan masiva (unas 2.000 personas cada domingo) que no se podía asegurar el cumplimiento de las normas de distanciamiento social y aforo requeridas por las autoridades sanitarias para atajar la expansión de la pandemia.

Lidia Cáceres había preguntado por las razones por las que el Ayuntamiento había dado autorización a la instalación de tres mercadillos, pero no así al rastro.

Quevedo respondió que la afluencia es mucho menor en estos casos y, por tanto, resulta más sencillo controlar los aforos.

«No tengo ningún interés en perjudicar al rastro», se defendió el edil de Desarrollo Local.

La celebración del rastro se hará con las condiciones que impone la nueva relaidad: mascarilla, geles, distanciamiento...