Fotolia

La boca, puerta de entrada a la salud del cuerpo

La diabetes o la covid-19 pueden empeorar por una mala higiene bucodental

Elena Martín López
ELENA MARTÍN LÓPEZ Madrid

La mala salud del cuerpo puede empezar en la boca. Quizás la relación entre las encías y la diabetes, las cardiopatías o la covid-19 no la vea clara, pero es más estrecha de lo que uno se imagina. La boca está llena de bacterias, en su mayoría inofensivas, y se mantienen bajo control con acciones tan básicas como cepillarse los dientes o cuidar la alimentación, así como con la ayuda de nuestro sistema inmunitario. Sin embargo, si la higiene bucal no es la adecuada, dichas bacterias pueden crecer descontroladamente y provocar infecciones bucales, como caries y enfermedades de las encías (gingivitis, periodontitis).

«Tener problemas de encías no significa que una persona vaya a desarrollar, por ejemplo, problemas de corazón en todos los casos, pero sí puede aumentar el riesgo de padecer ciertas patologías, así como influir de forma negativa en enfermedades que la persona ya tiene si no se les pone remedio a tiempo», expresa el doctor Jorge Ferrús, periodoncista, implantólogo y cofundador de la clínica dental Ferrus & Bratos, en Madrid. Esto se debe a que, aunque una infección esté localizada en la boca, es muy fácil que las bacterias que la provocan alcancen el riego sanguíneo o las vías respiratorias y lleguen a otras partes del cuerpo, como el corazón o los pulmones.

Una conexión significativa es la de la diabetes y las enfermedades de las encías, pues ambas se influyen mutuamente. «Por un lado, la diabetes aumenta el riesgo de sufrir periodontitis si no hay un control glucémico adecuado mediante la administración necesaria de insulina. Por otro, la periodontitis dificulta dicho control, provocando complicaciones en la enfermedad», explica Ferrús. Por ello, «lo ideal es que las personas con diabetes supervisen sus niveles de insulina y presten especial atención al estado de sus encías para evitar problemas mayores».

En el caso de que las bacterias de la boca alcancen las vías aéreas, será más sencillo contraer ciertas patologías respiratorias, o agravar las que uno tenga, como la neumonía, el EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) o, más recientemente, el coronavirus. «Sabemos que los pacientes con problemas periodontales pueden experimentar mayores complicaciones si se contagian de covid-19, llegando a tener más probabilidades de ingresar en la UCI, o incluso de fallecer», alerta Ferrús.

Ocho millones de adultos españoles presentan problemas en las encías

La Sociedad Europea de Cardiología también considera la periodontitis como factor de riesgo cardiovascular desde el año 2012. «Una de las bacterias causantes de las enfermedades en las encías es la 'porphyromona gingivalis' que, si pasa al riego sanguíneo, en personas con problemas de corazón aumenta el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un ictus», explica el doctor.

Por otra parte, determinadas afecciones pueden comprometer la salud oral más fácilmente, como algunos trastornos de la sangre, gastrointestinales o tener un sistema inmunológico débil. También hay medicamentos, como que generan sequedad bucal y elevan las probabilidades de padecer infecciones en la boca.

Falta de concienciación

Los malos hábitos alimenticios y el tabaquismo son otros factores que pueden tener graves efectos en la salud oral. «Abusar de alimentos azucarados o procesados (comidas precocinadas, bollería industrial, refrescos…) aumenta el riesgo de desarrollar caries, especialmente si no nos lavamos los dientes después de ingerirlos. La mejor forma de cuidar los dientes y encías a través de la alimentación es llevar una dieta variada y rica en nutrientes y vitaminas desde la infancia», sostiene Ferrús. De lo contrario, algunas consecuencias pueden ser: el retraso del desarrollo de los dientes de leche por falta de proteínas; malformaciones en las piezas dentales por carencia de calcio, flúor y vitamina D; problemas en las encías por insuficiencia de las vitaminas C y K; o inflamación de la lengua, agrietamiento de los labios y formación de llagas por falta de vitamina B2.

Las caries y las enfermedades de las encías son los problemas que más prevalecen actualmente en nuestro país, según la Encuesta de Salud Oral en España 2020. De hecho, ocho millones de adultos españoles presentan enfermedades periodontales. Asimismo, los datos de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) revelan que España es el país del sur de Europa con peores resultados en salud bucodental, especialmente en lo que respecta a las encías. Según un estudio realizado por esta entidad, «hasta un 85% de los españoles podrían verse afectados por, al menos, un problema de salud bucodental. Entre los más comunes están: la existencia de placa bacteriana, la caries, el sangrado de encías y la sensibilidad dental al frío o al calor».

Por eso, en opinión del especialista, «hacen falta más acciones para concienciar en la prevención de la salud oral por parte de los organismos públicos, especialmente porque la Seguridad Social no cubre la mayoría de los tratamientos dentales». Destaca, eso así, la labor realizada desde los colegios, el Consejo General de Dentistas y las sociedades científicas, como la SEPA, para concienciar y divulgar la importancia de la salud bucal y su papel clave en nuestro bienestar general.

Consejos para una buena salud bucal

  • Cepíllese los dientes Al menos dos veces al día. y usando pasta dental con flúor. Reemplace su cepillo de dientes cada tres meses, o antes, si las cerdas están abiertas o gastadas.

  • Utilice hilo dental O cepillos interdentales, para eliminar los restos de comida que puedan quedar entre los dientes.

  • Utilice enjuegue bucal Para eliminar las partículas de comida que queden tras el cepillado. La mayoría de los dentistas recomiendan los colutorios sin alcohol. Consulte con su médico qué tipo es el más recomendable en su caso según sus propias necesidades.

  • Siga una dieta saludable Limite los alimentos con azúcares añadidos y los procesados. Evite mezclar refrescos azucarados con alcohol y el consumo de tabaco.

  • Programe limpiezas dentales El doctor Ferrús aconseja realizarse revisiones dentales cada seis meses, así como una limpieza dental profesional al año, o con menor periodicidad en caso de tener problemas de encías.