Se cumplen once años sin saber dónde está Yéremi Vargas

10/03/2018

Esta tarde se cumplen once años desde que Yéremi Vargas fue visto por última vez jugando en el solar anexo a la vivienda de sus abuelos en el barrio de Los Llanos, en Vecindario. Un triste aniversario que llega con la familia pendiente del recurso presentado en la Audiencia Provincial por el archivo del caso.

Un 6 de marzo más, y ya van once, la familia del pequeño Yéremi Vargas vivirá un día triste con el pequeño en el recuerdo el día que se cumplen once años desde que fuese visto por última vez jugando en un solar cercano a la vivienda familiar. Desde entonces su familia no ha dejado de luchar para dar con el paradero del pequeño, que el próximo 18 de julio cumplirá 19 años, y sigue haciéndolo pese a los contratiempos a los que han tenido que enfrentarse, el último la decisión del magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de San Bartolomé de Tirajana, Juan Manuel Hermo Costoya, el pasado noviembre con el sobreseimiento provisional y archivo de la causa abierta contra Antonio Ojeda Bordón, alias el Rubio, principal sospechoso de la desaparición del joven.

La familia espera aún por la resolución de la Audiencia Provincial de Las Palmas, que tendrá que decidir si reabre o no la causa contra el único sospechoso por la desaparición. Ayer los abuelos maternos de Yéremi, José Suárez y Herminia Santana, estuvieron presentes en la concentración frente al Congreso de los Diputados en Madrid convocada por la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas o QSDGlobal, con motivo del Día de las Personas Desaparecidas sin Causa Aparente para recordar a los ausentes y reivindicar que sigan investigando.

Los dos llevaron carteles con el rostro del pequeño y estuvieron arropado por los familiares de otros desaparecidos de todo el país. Con ellos también estuvo Rosa Elena García, hermana de Carmelo García Ramos desaparecido el 9 de abril de 2005 en la playa de Las Arenas en la Aldea de San Nicolás, agarrando los carteles con la foto de su hermano y de la joven Sara Morales, desaparecida en la capital grancanaria el 30 de julio de 2006.