Así quedó la pontona accidentada con el ferry

12/11/2018

Este es el aspecto que ofrece la pontona Trames Uno en la actualidad, tras el accidente en el que colisionó con el fast-ferry Alborán de Naviera Armas.

La embarcación de remolque, de 25 metros de eslora y con tres tripulantes a bordo, chocó con el catamarán de la Naviera Armas a nueve kilómetros (una seis millas náuticas) de la costa norte de Gran Canaria. Dicho incidente será sometida a una triple investigación según confirmaron ayer fuentes consultadas por CANARIAS7.

Y es que los tres marineros rescatados por Salvamento Marítimo insisten en que el ferry les embistió sin posibilidad alguna de reaccionar. Una versión que difiere con la mantenida por el capitán del barco y por los pasajeros.

Cabe reseñar que el accidente será escrutado por expertos independientes contratados por Naviera Armas, con el fin de esclarecer qué fue lo que ocurrió para que el catamarán terminase colisionado contra la pequeña embarcación de apoyo poco antes de las 16.30 horas de este jueves, con un análisis pormenorizado de todos los sistema del barco. Para ello será fundamental estudiar las conversaciones grabadas y los datos que se almacenan en la VDR (Voyage Data Recorder), la caja negra que tienen todos los barcos para este tipo de situaciones, similar a la que tienen los aviones. Se encarga de registrar toda la actividad durante las últimas 12 horas de navegación.

A esta investigación se sumarán las que desarrollen los seguros de cada una de las embarcaciones implicadas en el choque. La investigación más importante será la que emprenda la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM), dependiente del Ministerio de Fomento.