Siete desprecios del Gobierno a iniciativas contra el cambio climático

04/07/2018

El excoordinador del observatorio regional nunca pudo poner en marcha las comisiones técnicas: la viceconsejera de Medio Ambiente, Blanca Pérez, no se dignaba a responder ni a sus correos.

El desprecio y ninguneo al que fue sometido por el Gobierno canario el impulsor y coordinador del ya desaparecido Observatorio Canario del Cambio Climático, Ezequiel Navío, entre 2015 y 2017, son una muestra del desinterés del Ejecutivo de Fernando Clavijo (CC) por profundizar en políticas globales medioambientales. El informe remitido por Navío en diciembre de 2017 a la viceconsejera de Medio Ambiente, Blanca Pérez, está jalonado de una serie de hitos en los seis meses de vida del Observatorio que dejan a Pérez y a su superior, la consejera de Política Territorial, Nieves Lady Barreto, en mal lugar.

El ambientalista ofrece en su informe, con documentos, una relación de hechos relevantes que harían dimitir a cualquier cargo público. Y entre la decena larga de desplantes y desprecios del Ejecutivo al Observatorio destaca que nunca se llegaran a constituir las comisiones técnicas.

1. Comisiones técnicas: «El compromiso público del Gobierno para constituir las comisiones técnicas antes del 15 de mayo [de 2017] primero, y 15 de junio después, no se ha materializado a 15 de diciembre, ya que no ha sido constituida ni una comisión a pesar de reiterar al Gobierno esta necesidad en múltiples ocasiones», recoge el informe.

El excoordinador del Observatorio se detiene en este asunto crucial para poner en marcha el encargo gubernamental. Remitió a la viceconsejera Pérez borradores de convocatorias «(con fecha, hora y lugar) para activar las comisiones de Energía y de Medio Marino». Y ninguna fue cursada por el Ejecutivo, de ahí que no se celebraran las comisiones «punto de partida del trabajo».

Navío explica que dinamizó y trasladó las propuestas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) para las comisiones, así como las suyas, y añade que la relación propuesta por la Universidad de La Laguna (ULL) «obra en poder de la Viceconsejería, que no me fue remitida a pesar de haberlo solicitado».

Es más, días después de su nombramiento como coordinador, en abril de 2017, el naturalista solicitó el día 17 por escrito a la Viceconsejería la relación de correos electrónicos de los miembros del pleno del Observatorio [ese que anuncia ahora el Ejecutivo que va a reunirse el 16 de julio] para informarles de los pasos dados para impulsar y convocar las comisiones.

«A día de hoy [15 de diciembre de 2017], a pesar de reiterar esta solicitud tanto por correo electrónico como verbalmente, no se me ha remitido esta relación y no pude remitir ningún correo a todos los miembros del pleno del Observatorio, si bien remití varios correos informativos a direcciones de los miembros del Gobierno y del pleno que había obtenido en las dos reuniones a las que asistieron. Tampoco se me ha remitido la relación de miembros de las comisiones técnicas en poder del Ejecutivo y de las que fui coordinador, al disponer solo de las que me han facilitado algunos científicos y técnicos de forma voluntaria», explica en su dosier.

El bloqueo del Gobierno a la formación de estas comisiones incluye otros detalles como correos a la viceconsejera, sin respuestas, para saber al menos qué otras funciones podía desempeñar el coordinador, dado la ausencia de avances con las comisiones.

Las evidencias del boicot del Ejecutivo se detallan en otros seis hitos, entre prohibiciones y plantes.

2. Congreso de los Diputados: «La Consejería de Política Territorial me denegó expresamente asistir como oyente a una reunión de la Comisión de Cambio Climático del Congreso en Madrid (21 de junio de 2017), a la que había sido invitado por uno de los ponentes. Tras recibir esta negativa vía telefónica de la viceconsejera de M.A. [Medio Ambiente, Blanca Pérez] en el momento en que iba a embarcar a Madrid, trasladé por correo a la consejera [de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad] Nieves Lady Barreto mi sorpresa y desacuerdo. No entendí los motivos de esta decisión porque Canarias perdía una vez más una oportunidad relevante de recabar información y criterios actualizados en materia de cambio climático».

3. Macaronesia: «La viceconsejera de Medio Ambiente me trasladó la negativa a cooperar con el Cabildo de Gran Canaria en un proyecto de cambio climático para la Macaronesia que este Cabildo promueve desde 2016 y 2017 y que el Gobierno pretende impulsar ahora de forma unilateral. La negativa del Ejecutivo a colaborar efectivamente con este Cabildo en este proyecto –que el Gobierno no promovió cuando lo propuse en 2015 y 2016–, recaba mi más absoluto desacuerdo y así lo transmití en dos ocasiones a la viceconsejera».

4. Cancún: «Un mes y medio después de la constitución del Observatorio Canario de Cambio Climático (26 de mayo de 2017) me entero –por la prensa– que una delegación del Gobierno canario asiste en Cancún a un congreso sobre desastres climáticos (Marco de Sendai) sin haber recibido luego conclusiones o acuerdos adoptados por la delegación en este evento».

A Cancún, ¿cómo a Marrakech? Al respecto, y ante una situación cuando menos sospechosamente similar al viaje de vacaciones de la viceconsejera Blanca Pérez a la Cumbre del Clima de Marrakech 2016, Ezequiel Navío apunta en su informe a ella misma que no hay duda de la conveniencia de que Canarias esté presente en este tipo de foros como el de la Riviera Maya, pero cuestiona que se haya acometido «de forma improvisada sin responder a ninguna hoja de ruta, sin poseer una mínima estructura que permita implementar las acciones o conclusiones de estos relevantes foros». Es más, sobre ese viaje no se informó «ni con antelación ni con posterioridad a los miembros del pleno, al coordinador del Observatorio o al representante de la Universidad de La Laguna en el Observatorio, ya que la noticia indicaba que en la delegación enviada por el Gobierno canario a México había un representante de la ULL, cuando éste no sabía nada porque tampoco fue informado», apunta el informe en referencia al catedrático de la José María Fernández Palacios.

5. Consulta del Gobierno de España: «El Gobierno de España, a través del Ministerio de Medio Ambiente, cursa en julio de 2017 una notificación a los gobiernos autonómicos, así como a otros organismos públicos y privados vinculados al cambio climático, informando de la puesta en marcha de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y solicitando cumplimentar un cuestionario sobre la visión que cada institución recaba ante este proyecto de ley. Tras informar por escrito a la Viceconsejería (26 de julio de 2017) y proponer la redacción de una respuesta, no me dan respuesta y desconozco si Canarias remitió sus consideraciones desde el Gobierno autónomo».

6. SAO Y JRC: «El 6 de septiembre de 2017 asistí como ponente al Foro Océanos, organizado por la Sociedad Atlántica de Oceanógrafos (SAO) de la ULPGC y en el que fui conminado por sus organizadores a que el Gobierno suscriba compromisos efectivos en materia de clima en Canarias. A día de hoy no se ha suscrito por falta absoluta de definición en la política climática del Ejecutivo. Esta misma situación se ha registrado en un seminario sobre resiliencia en Tenerife, promovido por el Joint Research Centre de la Comisión Europea, a cuyos dos encuentros asistí sin poder ofrecer compromiso alguno».

7. AEMET: «La presidencia de Aemet [Agencia Estatal de Meteorología] cursa una invitación el 3 de noviembre a representantes de administraciones españolas para asistir a una jornada sobre polvo atmosférico e impactos en diferentes sectores, y la Aemet me traslada la posibilidad de que un representante del Gobierno canario asista como ponente en esta importante jornada que interesa de forma muy relevante en Canarias». Al respecto, la calima debió coger a la viceconsejera de Medio Ambiente en un mal trance, ya que Navío notificó la invitación telefónicamente a Blanca Pérez y al técnico Rogelio Herrera, sin que nadie de la Consejería acudiera finalmente. «Observando que Canarias podría quedarse ausente, traslado la comunicación por escrito al diputado David de la Hoz [CC], quien cursa la petición a la Consejería de Sanidad», informa el excoordinador.

El informe Navío contiene unas cuantas perlas más que desnudan al Gobierno de Fernando Clavijo en materia de políticas del territorio, climáticas y medioambientales, detallando aún más la inacción del Ejecutivo.

  • 1

    ¿Deben ser los partidos políticos los que designen a los miembros del Consejo General del Poder Judicial?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados