Sanidad

Salud Pública mantiene a raya al mosquito tigre en las islas

22/10/2018

Sanidad apunta que es previsible la aparición de casos importados de dengue en Canarias. Vigilancia entomológica no ha detectado ningún insecto desde el caso sucedido en diciembre en Fuerteventura.

La confirmación de tres nuevos casos autóctonos de una misma familia que contrajeron el dengue en la provincia de Cádiz y de Murcia ha levantado cierta alarma entre la población. Sin embargo, los expertos señalan que era «previsible» debido a que el vector que transmite el virus es el Aedes albopictus, popularmente conocido como mosquito tigre, está muy extendido por el territorio nacional, especialmente en el litoral mediterráneo aunque también se está observado ya su presencia en Madrid, País Vasco y Extremadura, señala el jefe de servicio de Epidemiología y Prevención en Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud (SCS).

Núñez comenta que Canarias a diferencia del resto de las comunidades autónomas lleva desde 2011 vigilando la posible aparición de estos mosquitos invasores a través del Sistema de Vigilancia Entomológica de Canarias, que coordina la Dirección General de Salud Pública en colaboración con el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y de Salud Pública de la Universidad de la Laguna. Esta entidad se encarga de atender a los avisos y disponer de un sistema de alerta y control sobre su posible aparición en puertos y aeropuertos, afirma Núñez, que añade que la última alerta «data de diciembre de 2017 y desde entonces no se han visto estos mosquitos en lugares distintos al inicial».

En esa ocasión a la que se refiere el epidemiólogo, se detectó una comunidad de este insecto en una urbanización de la isla de Fuerteventura que se logró erradicar con la localización del último ejemplar en una de las 175 trampas que se colocaron en la zona afectada, recuerda Núñez, quien destacó que desde que se localizó «el primer insecto vivo hasta cuando se vio el último, apenas pasó una semana. Ahora, tal y como estipulan las normas sanitarias deben transcurrir 18 meses para dar por finalizada la alerta. Por el momento han pasado 10 meses y no tenemos noticias de ejemplares, afirma.

El epidemiólogo explica que debido a la amplia distribución del mosquito tigre y los casos de dengue importado que introducen el virus en el país, «no se puede descartar la detección esporádica de casos autóctonos». En el archipiélago «no se han detectado casos autóctonos, no así importados», apunta Núñez.

Recuerda que «la enfermedad cursa leve porque la variante que tenemos no es la hemorrágica que sí es grave», asegura Domingo Núñez. El dengue es una enfermedad producida por un virus (flavivirus), que generalmente tiene una clínica leve y que se trasmite por la picadura de mosquitos infectados, no de persona a persona.

«Es importante saber que, a pesar de que estos mosquitos son los vectores, esto no quiere decir que vayan a transmitir ningún tipo de enfermedad por que sí porque para ello debe haber picado a alguien con la enfermedad. Pero su presencia es un peligro potencial que no se puede ignorar», matiza. No obstante, Canarias mantiene a raya al mosquito tigre y tiene las herramientas y protocolos necesarios para detectarlo y actuar», dice.