La vigilancia sobre el mosquito se amplía a los seis municipios

25/01/2018

La vigilancia para detectar al mosquito del dengue llega ya a toda la isla. Aunque los datos manejados llaman al optimismo, farmacias y centros sanitarios de la isla están en alerta ante la posibilidad de picaduras sospechosas. También se han puesto trampas en puntos de los seis municipios.

Las labores de vigilancia entomológica para detectar posibles focos del mosquito Aedes aegypti, vector de transmisión de dengue, zika, fiebre amarilla o chikungunya, se desarrollan ya en los seis municipios tras detectarse el primer y por ahora único foco en la urbanización de Las Granadas (Puerto del Rosario).

La Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias maneja un protocolo de actuación para la detección de posibles picaduras tanto en las farmacias, donde se entrega una encuesta a personas con síntomas sospechosos, como en centros sanitarios, donde son los médicos quienes notifican posibles casos. «Las picaduras son muy floridas y, de momento, la red de vigilancia activa no ha detectado ninguna sospechosa ni tampoco ningún ejemplar del mosquito», según José Juan Alemán, director general de Salud Pública del Gobierno regional.

Además del protocolo para farmacias y centros sanitarios, también se han instalado trampas en diversos puntos de los seis municipios de Fuerteventura. Según Alemán, «todo hace pensar que el foco estaba localizado en una zona muy concreta» y que, por tanto, no se ha extendido a otros puntos. Aun así, «no se va a bajar la guardia» con la vigilancia, ya que el mosquito no podrá darse por erradicado «al menos hasta que pasen 18 meses» sin que aparezcan nuevos focos.

Las labores para detectar y eliminar al mosquito del dengue se han desarrollado en 31 viviendas del barrio de Las Granadas, en Puerto del Rosario, así como en solares e inmediaciones aledañas a las mismas, donde se han colocado numerosas trampas y se han realizado labores de desinfectación con biocida en alcantarillas, en una estación depuradora y en general en espacios con aguas estancadas. También se ha trabajado en el cementerio viejo de la capital, que, pese estar relativamente lejos de Las Granadas, podría ser un foco ideal como criadero para los mosquitos, ya que pueden poner sus huevos en los tarros o jarros de flores.

El director general de Salud Pública, José Juan Alemán, dice que, aunque los datos que se manejan llaman al optimismo, «tenemos que ser muy prudentes porque no es imposible que aparezca algún brote».

La Dirección General de Salud Pública insta a los ciudadanos a dirigirse a los centros de salud si tienen sospechas de haber sido picados por el mosquito Aedes aegypti, cuya roncha es «muy florida» y produce más picor que con los mosquitos autóctonos. La colaboración ciudadana es fundamental para detectar si el mosquito ha tenido tiempo de salir de la urbanización de Las Granadas, colonizando otros puntos de la isla, antes de la desinfectación en el barrio capitalino.