Llega el 10% de las mascarillas solicitadas

25/03/2020

Aún no han llegado los kits de pruebas rápidas a Canarias y Torres anuncia la recepción de 30.000 en los próximos días

Ayer, después de varias semanas esperando la llegada del material de protección frente al Covid-19 para los profesionales de la sanidad pública, aterrizó un avión militar en Gran Canaria y Tenerife con un stock de material sanitario que dista mucho de las peticiones que la Consejería de Sanidad del Gobierno regional ha realizado a Madrid hasta en cuatro ocasiones a lo largo de este mes.

El cargamento incluía 80 cajas de guantes, 14 cajas de batas, 65 cajas de EPI y 20 cajas de mascarillas con 124.000 unidades del 1,2 millones de protectores FPP2 y FPP3 que necesitan los profesionales sanitarios para poder atender a los pacientes con coronavirus. Es decir, a Canarias solo ha llegado el 10,3% de las mascarillas que requería. Estas 124.000 unidad vienen a sumarse a las 12.000 que llegaron el pasado viernes día 20.

El cargamento, que transportó ayer el avión del Ministerio de Defensa puesto a disposición por la Delegación del Gobierno y que aterrizó ayer en Gran Canaria y Tenerife, contenía 80 cajas de guantes, 14 cajas de batas, 65 cajas de EPI y 20 cajas de mascarillas, que según el Gobierno canario estaría en las próximas horas (por ayer) a disposición del personal de Sanidad. El presidente Ángel Víctor Torres anunciaba ayer por la mañana no solo la llegada de esta mercancía sino además que en los próximos días se espera contar con 30.000 kits de pruebas rápidas de Covid-19 para la población.

El pasado 3 de marzo la Consejería de Sanidad realizaba su primera petición al Ministerio de Sanidad, una solicitud que se reiteró también el 13 y el 20 de este mes en curso, y una cuarta fechada en el día de ayer. Las necesidades actuales en los centros asistenciales del archipiélago son de envío de 4,8 millones de mascarillas, 43,3 millones de guantes 2,2 millones de batas y monos, 225.000 gorros quirúrgicos, 375.000 calzas, 256.000 botes de hidrogel o gel antiséptico y 8.500 kits de detección del Covid-19. Es decir, 12 millones de unidades de distintos materiales sanitario para proteger a los profesionales sanitarios.

Esperando «Lo peor». Mientras los hospitales y profesionales se preparan para un escenario «muy duro y difícil» que pondrá a prueba el sistema sanitario canario. «Estamos solos y esperando lo peor», señalan sanitarios que solo pueden acceder a una única mascarilla al día o a un EPIs en cada turno de trabajo. Carmen Nuez, presidenta del Sindicato Médico de Las Palmas, afirmó ayer que esos trabajadores de la primera línea asistencial, «a los que los políticos llaman héroes, van angustiados a sus puestos de trabajo porque saben que no disponen de material suficiente y tienen miedo de contagiar a sus familiares», esos que se están quedando en «apartamentos, muy solos, comunicándose con su familia por Skype para o afectar a sus parejas e hijos y padres y madres».

Es así como nos sentimos: solos». El personal escucha desde hace días que el material está «por llegar o que viene mañana», lo que les ha llevado a una situación de «desprotección importante y de estrés», dijo.

Esta es la razón que ha llevado a la confederación de sindicatos de médicos de todo el país, incluída Canarias, a solicitar ante el Tribunal Supremo medidas cautelarísimas «inaudita parte» contra el Ministerio de Sanidad dada la situación de emergencia sanitaria» por el Covid-19, explicó la presidenta de Las Palmas.