13 pacientes con Covid-19 del Negrín están hospitalizados en sus casas

    Cargando reproductor ...
08/04/2020

La Unidad de Hospitalización a Domicilio del hospital grancanario atendió al primer paciente con coronavirus el 18 de marzo. El seguimiento de estos ingresados en casa es similar al resto, salvando las medidas de seguridad de los profesionales

ETIQUETAS:

Trece pacientes afectados de neumonía por Covid-19 reciben cuidados médicos y de enfermería propios de un centro hospitalario en su domicilio. La Unidad de Hospitalización a Domicilio (HADO) del hospital universitario de Gran Canaria doctor Negrín sumó su granito de arena al resto de los dispositivos asistenciales previstos para esta emergencia sanitaria por el coronavirus, el pasado 18 de marzo, cuando se le derivó el primer afectado, con diagnóstico positivo, que cumplía los requisitos de paciente para ser ingresado en HADO, pero también los específicos para su cuadro clínico como estar estabilizado –que haya superado los primeros siete a díez días de la enfermedad– que su domicilio reúna condiciones adecuadas y sea amplio y que no convivan con personas de riesgo. Este servicio asistencial alternativo al hospital, que dirige el neumólogo Miguel Ángel Ponce, apenas ha tenido que modificar su estructura de trabajo más allá de la «utilización del material y equipos de protección para los profesionales», según explica Silvia Costes Moreno, supervisora de Enfermería de la citada unidad del Negrín.

Cargando reproductor ...

La capacidad de atención a estos pacientes alcanza hasta 15 de las 40 camas de las que dispone la unidad para el ingreso hospitalario en domicilio, señala Costes, quien añade que con los recursos con los que ya contaban «se ha podido seguir atendiendo a los pacientes de la unidad y ampliar a los de Covid-19». «No se ha modificado la manera de trabajar, solo hemos reservado una cama para estos pacientes», concreta.

Costes apunta que el seguimiento que se les realiza es similar al resto de pacientes que se ingresa en HADO, salvando una ligera variación en el régimen de visitas. «Para minimizar los riesgos, el seguimiento es telefónico y a diario para conocer su situación y solo acudimos a domicilio si su estado clínico lo precisa o para tomar muestras o análisis de sangre». «No tenemos telemetría pero se les facilita tensiometros, aparato de control de saturación de oxígeno y temperatura, y pueden contactar con nosotros cuando lo necesiten», añade.

Son pacientes, en su mayoría mayores de 60 años, que han estado hospitalizados por una neumonía por Covid-19 y que se incorporan a HADO porque son «frágiles, padecen patologías asociadas y pueden ser tratados en casa», indica la supervisora de Enfermería de HADO, quien agrega que «como se encuentran dentro del circuito hospitalario pueden acceder a él cuando lo necesiten».