efe

El primer descenso de contagios apunta al tope de la sexta ola

La incidencia acumulada se ha reducido en 91 casos, por primera vez en dos meses y medio, y vaticina el descenso de la curva de infectados

A. TORICES Madrid

La sexta ola, tras dos meses y medio de subidas constantes y aceleradas de la incidencia por covid, podría haber alcanzado hoy su tope. La incidencia acumulada por 100.000 habitantes de los últimos 14 días, el principal baremo para medir el nivel de contagios del coronavirus, ha sufrido su primer descenso desde el 2 de noviembre. Ha bajado 91 casos tras pasar de los 3.397 del lunes a los 3.306 de hoy. La incidencia se ha reducido en todas las comunidades autónomas salvo en Asturias, Canarias, Cantabria y en las ciudades de Ceuta y Melilla.

Los otros datos que describen la incidencia en España del virus también avalan que la sexta ola por fin podría haber doblado la curva en buena parte del país. Los positivos de las últimas 24 horas son 94.472, lo que significa que es el primer día en el que los nuevos contagiados no superan los 100.000 en una sola jornada en casi un mes, desde el pasado 22 de diciembre. En estas cuatro últimas semanas, a raíz del comienzo de las navidades, la expansión de la variante ómicron ha sido tan explosiva que ha contagiado a casi tres millones de españoles.

El tercer dato que avala la posibilidad de que la sexta ola haya tocado techo y haya iniciado el descenso es el comportamiento de la incidencia acumulada a 7 días, la que funciona como predictor de la evolución de la pandemia en los próximos días. Esta tasa, que ha bajado 135 casos en solo una jornada, apunta a que dentro de una semana, el 25 de enero, la incidencia a 14 días debería estar en 3.000 o menos.

La ocupación de camas en planta y en UCI prácticamente no se ha movido desde el lunes, aunque es de esperar que aún crezca algo más durante una o dos semanas. Las muertes de enfermos por covid, que siempre son el último dato de la estadística en comenzar a retroceder después de que la ola toque techo, se han multiplicado, con 284 fallecidos en solo 24 horas. Es una de las cantidades de decesos diarios más altas registradas desde el verano y, de hecho, son 50 fallecidos más que los que hubo durante los tres días anteriores, del viernes pasado al lunes.