Borrar
Retén fúnebre que ha llegado para trasladar el décimo cadáver. LP
La Policía Científica halla un décimo cadáver en la finca incendiada en Valencia

La Policía Científica halla un décimo cadáver en la finca incendiada en Valencia

La Justicia ya investiga qué causó una tragedia que se inició en la séptima planta de una de las dos torres del inmueble, aparentemente por un fallo eléctrico

Arturo Checa y Javier Martínez

Valencia

Sábado, 24 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Policía Científica halló este sábado por la mañana el décimo cadáver, el cuerpo sin vida de la persona que seguía desaparecida en la finca incendiada el jueves pasado en el barrio valenciano del Campanar, compuesta de dos torres de viviendas. Los agentes entraron a primera hora en el edificio, acompañados de una dotación de bomberos para garantizar que la inspección se realiza con toda seguridad. La delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, confirmó después el hallazgo del cadáver –el viernes hubo un error en la contabilización de fallecidos, pues dado el mal estado de uno de los cuerpos se pensó inicialmente que eran dos- señaló que se va a «revisar el edificio palmo a palmo» para descartar la presencia de más cuerpos.

Agentes de la Policía Nacional, compuestos por un equipo multidisciplinar de la Comisaría General de Policía Científica de Madrid y de la Brigada Provincial de Policía Científica de Valencia, junto a unidades de investigación de Policía Judicial, trabajaron durante toda la jornada en el edificio siniestrado. También participó un equipo forense, todos ellos coordinados por la autoridad judicial para continuar las labores de identificación de las víctimas así como de investigación de las causas del hecho, en unas actuaciones que están declaradas bajo secreto de sumario.

Este pavoroso incendio ha cambiado la vida de muchas personas de una u otra manera. Cuando uno mira los ojos de Fernando, uno de los vecinos cuyo apartamento ha quedado calcinado, sabe que no va a olvidarlos en toda la vida. Esos ojos rojos, arrasados. Difuminados por la falta de sueño y la preocupación de qué va a ser de su vida. El hombre se coloca la mano en visera ante los ojos para protegerse del sol. Al fondo, un coloso de hormigón aún ardiente y humeante.

Décima víctima mortal

Policías y bomberos localizaban este sábado al décimo fallecido en el incendio del inmueble de Valencia. Efe

Minuto de silencio

Autoridades políticas nacionales y regionales participaron en un homenaje a las víctimas junto a cientos de valencianos a las puertas del ayuntamiento. E. P.

Recuerdo emocionado

Varias personas han colocado ramos de flores en las cercanías de la finca siniestrada en la capital valenciana para recordar a los fallecidos. Efe

Investigación abierta

Vista general, al poco de finalizar su construcción, de las dos torres del inmueble del barrio de Campanar que fueron devoradas por el fuego, cuyas causas se indagan ahora. J. Monzó

1 /

Las dos torres de viviendas de Campanar viven un rebrotar de las llamas en la parte recayente a Maestro Rodrigo. Fernando señala. «Sí, esa era mi casa. Yo estaba ahí. Empecé a escuchar gritos y bajé por el ascensor. Ya sé que eso me podía haber costado la vida, porque dicen que nunca hay que coger el elevador cuando hay un incendio. Pero no pensé. Lo he perdido todo, pero al menos estoy vivo», relata emocionado el hombre de unos 50 años.

«Empecé a escuchar gritos y bajé por el ascensor. Ya sé que eso me podía haber costado la vida», relata emocionado un vecino

A su lado está Virginia. Otra mujer con su vida arrasada por las llamas. Una mujer superviviente. «Ya, Fernando, pero es que en ese momento no piensas». Los dos vecinos se intercambian teléfonos y empiezan a preguntarse dónde acudir para rehacer sus documentos, para tener un lugar donde vivir. Para tener una vida.

Entre las diez víctimas mortales ya confirmados de este terrible siniestro se encuentran un matrimonio y a sus dos hijos, así como una pareja de ancianos. Ahora si parece que Bomberos y Policía vayan a dar por cerrada la búsqueda de desaparecidos, al tener ya localizados a todos los residentes en la vivienda, bien como supervivientes, bien como fallecidos. No obstante, los trabajos de búsqueda dentro de la finca continuarán pues también se persiguen indicios para clarificar las causas del incendio.

El origen

El fuego parece que se inició en el toldo del apartamento número 86, donde no reside nadie. La Policía Científica, que aún no ha inspeccionado dicha vivienda situada en la séptima planta, está visionando todas las fotos y vídeos difundidos en redes sociales y grupos de WhatsApp sobre los primeros momentos del incendio para arroja luz sobre las causas del incendio. En un principio se barajó como hipótesis un fallo eléctrico, pero es algo que deberán determinar tanto los agentes de la investigación como los bomberos una vez se logre extinguir por completo todas las llamadas, tarea en la que aún se esforzaban este sábado al mantenerse todavía algunos pequeños focos.

Un posible fallo de las medidas de seguridad y el carácter muy inflamable de varios materiales están en el punto de mira de los investigadores

En cualquier caso, la causa ya está judicializada. La Justicia ya está manos a la obra para depurar responsabilidades. ¿Tuvo algo que ver la composición de la fachada para el veloz avance del fuego? ¿Funcionaron cómo es debido los sistemas de seguridad de los dos bloques de viviendas? ¿Estaba bien diseñado el complejo para una salida de emergencia de esta magnitud? Son algunas de las preguntas a las que busca respuesta la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Valencia, quien el viernes abrió diligencias previas «para investigar las causas y circunstancias del incendio».

El caso se abrió inicialmente por cinco fallecidos (la cifra que se daba por confirmada por la mañana), pero de momento se ha duplicado es cifra pendientes de que se dé oficialmente por finalizado el proceso de localización de desaparecidos, algo que podría ocurrir entre este domingo y el lunes próximo. La magistrada actuó tras recibir un avance del atestado policial. Además, ha declarado el secreto de las actuaciones durante al menos el próximo mes.

Ya en la 'zona cero' de la tragedia, en el Puesto de Mando Avanzado, una nube de cámaras y fotógrafos se arremolinaba este sábado para atender a las declaraciones de los diferentes responsables políticos. Hasta una televisión italiana que recibió una llamada de Giusseppe Grezzi, exconcejal del Ayuntamiento de Valencia de origen transalpino se dejó ver en el lugar para saludar a sus compatriotas.

El jefe de bomberos de Valencia, Enrique Chisbert, informó este sábado a los medios sobre los últimos datos del incendio. Efe

Rodeado por una nube de escoltas compareció también el presidente del Gobierno. Pedro Sánchez saludó a los efectivos de los bomberos, Policía Nacional y Local, Cruz Roja y la Unidad Militar de Emergencias (UNE) desplegada en apoyo en las labores de extinción, cuyos efecticos ya se han retirado del lugar y están de vuelta a sus bases. Mensajes de ánimo y apoyo a las administraciones valencianas. Pero ninguna medida concreta anunciada.

La imagen del milagro

Mientras, en el escenario del drama se sucedían las escenas de supervivencia. De alegría pero al mismo tiempo de dolor. Como la de Fernando y Eva. Ellos vivían justo encima de la vivienda en la que se inició el siniestro. Ellos son la viva imagen del milagro. De salir de una ratonera: la de residir justo encima de la chispa que prendió el infierno. «Estábamos durmiendo y de repente empezó a oler como a incienso. Vimos el fuego y salimos corriendo», relatan.

La pareja salió con lo puesto. Y con su perrita. Hasta la mascota salió sana y salva. «Bajamos en el ascensor y por suerte estamos vivos», explicaban los dos vecinos desde casa de unos familiares, donde se han alojado hasta saber qué hacer con su futuro. Más de un centenar de personas están ahora realojados en hoteles, auspiciados por el Ayuntamiento de Valencia.

Más de un centenar de vecinos de la finca siniestrada están ahora realojados en hoteles, auspiciados por el Ayuntamiento de Valencia

Mientras, en el tradicional barrio de Campanar, entre sus callejuelas estrechas de casas bajas encaladas, los vecinos seguían mirando con desconfianza al coloso aún en llamas por la mañana. Como Bárbara. Ella vive a más de 200 metros del siniestro, pero el jueves pasó miedo. «Salían despedidas planchas de hierro ardiendo de la fachada, y mira si cortan», indicaba mientras mostraba una recogida en el suelo. Ennegrecidas y con restos del interior sintético que parece haber hecho de mecha en el desastre.

A su lado se rascaba la cabeza Fernando. Con los ojos cada vez más rojos. Fuma distraído un cigarrillo mientras sigue mirando allí donde «está» su casa. En realidad, donde estaba. Más tarde se sentaría a calmar las penas mientras apura una cerveza con unos amigos. «No sé qué voy a hacer con mi vida». Al menos tiene una para rehacerla.

Los vecinos afectados podrán acceder a nuevos pisos la semana próxima

Los vecinos de los edificios afectados por el incendio de Campanar, tanto propietarios como inquilinos, podrán acceder esta próxima semana a las 131 viviendas de nueva construcción de un inmueble que el Ayuntamiento de Valencia ha puesto a su disposición y que ya están equipadas. Así se lo han comunicado responsables municipales en una reunión que han mantenido en la tarde de este sábado con los afectados

Por su parte, el presidente saliente de la comunidad de propietarios, Emilio Verdejo, ha informado de que van a convocar una reunión de propietarios pese a que todavía no saben «el alcance de cómo se encuentra el edificio» --que no se conocerá «hasta que los profesionales decidan si está en ruina o no»- para abordar la situación y cobertura de los seguros. «Llevamos un poquito de lío porque había mucho inquilino. Os podéis imaginar el desastre, pero bueno, poquito a poquito», señaló ante los medios de comunicación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios