Tres comunidades abren las aulas y Canarias sigue sin instrucciones

27/05/2020

País Vasco y Galicia han retomado clases presenciales y Baleares se suma hoy. En las islas los centros aguardan su plan de desescalada. El nuevo consejero comparece hoy en el Parlamento en una cita ya prevista

El lunes comenzaron de nuevo las clases presenciales para el alumnado que cambia de etapa, 4º de la ESO, 2º de Bachillerato, 2º de FP y enseñanzas artísticas, en el País Vasco. Ayer lo hicieron en Galicia y hoy harán lo propio en Baleares. Todos estos territorios están, como Canarias, en fase 2 de la desescalada hacia la «nueva normalidad», lo que permite, a criterio de la comunidad, retomar esas clases de refuerzo y apoyo. Las islas se deberían estar preparando también para hacerlo el próximo lunes 1 de junio, pero hasta ayer la Consejería de Educación no había publicado las instrucciones para que los centros educativos abran las aulas.

La dimisión el lunes de la consejera de Educación, María José Guerra, dejó en el aire una orden que, en sus propias palabras, era «prudente» y que se hizo «después de escuchar a distintos sectores, sindicatos, confederaciones de padres y madres, sector de la concertada, educación infantil» y que incorporaba «propuestas del diálogo de estas dos semanas que culminó con el plan del Consejo escolar de Canarias». El día antes, había presentado su dimisión por discrepancias con la consejera el director general de Ordenación, Innovación y Calidad, Gregorio Cabrera. Y sindicatos y familias criticaron a la Consejería, porque no tenían una instrucción «clara y precisa» de cómo se retomarían las clases presenciales. Incluso en el Consejo Escolar del viernes se amplió los cursos que se reforzarán a 6º de primaria. Esas clases serían por cita previa o en pequeños grupos sin especificar, como sí han hecho otras comunidades (Navarra, 5; Cantabria 15), a cuántos estudiantes por aula se admitiría.

La dimisión de Cabrera, que hasta ayer no había sido aceptada ni publicada en el Boletín Oficial de Canarias, como sí recogía la de la exconsejera, provocó que el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, hablara de Educación en su comparecencia semanal tras la reunión interterritorial con Pedro Sánchez. Y dijo que se aprobaría esa orden, tan demandada por el sector educativo, ese mismo día porque, en realidad, los equipos docentes debían comenzar a trabajar en los centros este lunes.

A Guerra la ha sustituido de forma provisional el consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, que ese mismo día comenzó a ponerse en contacto con las centrales sindicales más representativas del área de Educación.

Tanto CC OO, como STEC y ANPE, según señalaron sus representantes, le manifestaron al nuevo consejero su disposición al diálogo y al consenso, especialmente en esta situación «tan delicada», dijo Pedro Crespo (ANPE). Para las organizaciones sindicales, «urge» que Canarias tenga un plan de desescalada educativa «cuanto antes, con medidas claras y concretas», pero también avanzar en la organización del próximo curso.

Fernando Pellicer, portavoz del STEC, señaló que el nuevo consejero quiere convocar la mesa sectorial. Es previsible que antes Valbuena firme la orden que dejó lista Guerra, pero con algunos cambios. El consejero se ha dado hasta el jueves y está recabando opiniones para consensuarla antes de aprobarla.

La falta de personal en prevención de riesgos laborales que denuncia José Manuel Barroso (CC OO) ha podido ser una de las causas para que no se estipularan esas medidas «concretas» que la comunidad educativa, también las familias, demandaban para la vuelta a las aulas. De hecho, en borrador de la desescalada educativa que presentó Educación, cada centro elaborara su plan para que después lo aprobaran las autoridades educativas y sanitarias. «Los directores y directoras de centros no son técnicos de prevención», asegura Crespo.

Hoy el consejero provisional de Educación acude al Parlamento de Canarias para comparecer en comisión en una cita que tenía ya fijada la exconsejera para informar sobre la finalización del curso.