La licitación del campo de fútbol de Costa Teguise, este mes

10/10/2018

De presupuesto hay 1,9 millones de euros, con subida en relación al procedimiento anulado hace pocos meses. Se mantiene el proyecto que Joca Ingeniería y Construcciones se negó a ejecutar

El Ayuntamiento de Teguise sacará antes de acabar el mes a licitación pública, otra vez, la construcción del campo de fútbol de Costa Teguise, con sus instalaciones anexas, según el alcalde, Oswaldo Betancort. Se cuenta para esta actuación con un presupuesto de algo más de 1,9 millones de euros, con aumento en consecuencia con la fallida convocatoria anulada hace unos meses, al incumplir la empresa adjudicataria (Joca Ingeniería y Construcciones) con los compromisos adquiridos, sin justificación.

La mitad del desembolso, aproximadamente, saldrá de las arcas propias; quedando la parte restante a expensas del Cabildo, con acuerdo ya tomado a favor sobre el respecto. Garantizada la financiación, como ya pasó en la convocatoria precedente, existe plena confianza en que durante los primeros meses sea posible cerrar la nueva adjudicación. A partir del inicio de las obras, el plazo de ejecución deberá ser de más o menos un año de duración, de manera que sería factible contar con el campo de fútbol de Costa Teguise a lo largo de 2020, salvo complicaciones.

El proyecto, en esencia, guarda relación con el contrato incumplido por Joca Ingeniería y Construcciones, la entidad a la que se adjudicaron los trabajos en mayo de 2017 y a la que hubo que quitar este año las obras, tras el beneplácito oportuno por el Consejo Consultivo de Canarias. El Ayuntamiento se quedó con la fianza anticipada de manera obligada por la mercantil, que había ofrecido hacer el conjunto de las obras por importe de casi 1,37 millones de euros.

Del propio campo de juego en sí cabe indicar que la superficie de juego, en una gran parcela habilitada para usos deportivos, cerca de las calles Chafarí y Atalaya; así como próxima al barranco del Hurón, será «de hierba artificial, tipo monofilamento con relleno de arena y gránulos de caucho sobre terreno base, previamente compactado, capa de aglomerado asfáltico con la planimetría correcta y pendientes hacia las canaletas perimetrales de recogida de agua; y la superficie de hierba artificial con el relleno», según consta en el proyecto. Además, se prevé la presencia de una pista de atletismo con cinco calles principales y una pista anexa.

La iniciativa se deberá complementar con la presencia de vestuarios, almacenes y cafetería; así como de gradas. «Las instalaciones estarán dotadas de iluminación artificial que será uniforme y no dificultará la visión de los jugadores, equipo arbitral y espectadores». Asimismo, «estará dotado de marcador electrónico que se colocará en situación de perfecta visibilidad para árbitros, jugadores y espectadores». En el proyecto hay incluidas vallas entre el césped y los espacios para los espectadores.