Arrecife paga por el accidente del carnaval de 2017

16/12/2018

Las dos víctimas del percance renuncian a seguir con acciones judiciales, quedando el archivo del caso a expensas del Ministerio Fiscal. Eva de Anta y David Duarte estaban siendo investigados

El Ayuntamiento de Arrecife ha indemnizado a las dos víctimas del grave accidente padecido en el final del desfile carnavalero de 2017, tras meses de negociación entre las partes. La herida de mayor gravedad, que ha recibido el alta laboral en fechas recientes y que todavía padece secuelas por el percance, ha recibido una suma muy próxima a los 28.000 euros, según fuentes judiciales; mientras que la segunda víctima, que sufrió heridas de consideración menor, ha recibido una compensación monetaria de aproximadamente 800 euros.

Las dos operarias heridas han decidido renunciar a las acciones judiciales emprendidas en su momento, que sirvieron de base para una investigación por parte del Juzgado de Instrucción 2 de Arrecife, con Jerónimo Alonso como magistrado titular. De este modo, se abre la posibilidad de que se deje de investigar por el asunto a la alcaldesa, Eva de Anta; y al concejal de Festejos, David Duarte. Ambos prestaron declaración por el incidente en sede judicial, en calidad de investigados, a finales del pasado año, tras varios aplazamientos.

Tras comparecer ante el magistrado, respondiendo solamente a preguntas formuladas por su representante legal, circunstancia que también hizo Duarte, la regidora llegó a decir a este rotativo que «en cuanto al desafortunado accidente, hemos ido a explicarnos y contestamos a todas las preguntas, esperando que se pueda resolver lo antes posible para las personas perjudicadas», sin mayores detalles.

Desde la oposición, por parte del Partido Popular (PP) en concreto, se llegó a pedir la comparencia de alcaldesa y edil de Festejos, principalmente para conocer detalles sobre el plan de seguridad aprobado para la realización del desfile, puesto que había sido firmado por De Anta. La intervención no llegó a tener lugar.

Para que el caso pueda quedar archivado de manera definitiva, se está a expensas del pronunciamiento del Ministerio Fiscal. Es necesario que se acabe valorando el accidente como una imprudencia menos grave.

Cabe recordar que el percance tuvo lugar en la madrugada del 27 al 28 de febrero del pasado año. La herida de mayor gravedad fue la conductora de una ambulancia que colaboraba en el dispositivo de seguridad, debiendo quedar ingresada en el Hospital Doctor José Molina Orosa, estando de baja durante meses. La segunda afectada fue una operaria ligada al dispositivo de seguridad y emergencias. El suceso se produjo al tropezar la grúa que llevaba la carroza con el tendido eléctrica aéreo, cayendo al suelo el poste que sujetaba a éste.

Un posible error a la hora de calcular la altura del cableado causó que la madera acabara impactando de manera contundente contra las dos víctimas. Las pruebas de ingesta de drogas o alcohol al conductor del camión resultaron ambas negativas.