Las víctimas del accidente del coso solicitarán indemnización

19/10/2017

El Consistorio de Arrecife se halla expuesto a tener que asumir una gran indemnización por los daños personales que sufrieron dos operarios de seguridad a la finalización del coso carnavalero del 27 de febrero. El percance está siendo objeto de investigación judicial.

ETIQUETAS:

Las víctimas precisaron de atención sanitaria tras caerles encima un poste, al ser derribado durante el traslado de una de las carrozas que había tomado parte en el desfile, junto al recinto ferial. Una pudo recibir el alta algunas fechas después, mientras que la segunda aún sigue de baja y con secuelas.

Ambas tienen previsto reclamar una compensación por los daños sufridos, al considerar que se vieron perjudicadas por una presunta negligencia con respecto a la aplicación del plan de seguridad. La cuantía, no obstante, según fuentes vinculadas con este tipo de casos, estará a expensas de ver cómo concluye el tratamiento que está recibiendo la víctima que todavía se encuentra de baja.

El caso está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 2 de Arrecife. Su titular, el magistrado Jerónimo Alonso, lleva semanas tomando declaración a diferentes implicados en la causa. En este orden, ha citado para la semana próxima a la alcaldesa, Eva de Anta; y al concejal de Festejos, David Duarte, también titular de la Policía Local, ambos a priori en calidad de investigados, para que aclaren aspectos sobre la redacción y posterior aplicación del plan de seguridad de las fiestas carnavaleras de finales de febrero y los primeros días de marzo.

El percance tuvo lugar en la madrugada del lunes al martes. La herida de mayor gravedad fue la conductora de una ambulancia que colaboraba en el dispositivo de seguridad, debiendo quedar ingresada en el Hospital Doctor José Molina Orosa. La segunda afectada fue una operaria ligada al dispositivo de seguridad y emergencias. El suceso se produjo al tropezar la grúa que llevaba la carroza encima con el tendido eléctrica aéreo, cayendo el poste que sujetaba a éste. Un posible error a la hora de calcular la altura del cableado, según se está investigando, causó que el poste acabara impactando de modo severo contra las víctimas.

Se hicieron pruebas al conductor de la grúa, para saber si había ingerido alguna sustancia tóxica, resultando las mismas negativas, se llegó a reconocer por fuentes municipales.