Pérez: «Kiessling tendrá licencia si hace lo publicado en el BOC»

12/12/2018

El alcalde de San Bartolomé de Tirajana pide al promotor del parque acuático de El Veril que se deje de presión mediática, que entregue o pague las cesiones obligatorias y que presente ante el Ayuntamiento el proyecto de urbanización con todos los documentos con arreglo a la normativa

El alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez Sánchez, está al borde del hartazgo pero en modo alguno piensa cambiar de criterio en todo lo relacionado con el proyecto del parque acuático que quiere construir Loro Parque SA en el barranco de El Veril. «No entendemos la presión mediática que se está haciendo por parte de esa entidad tanto a los políticos como a los técnicos de este Ayuntamiento; la única fórmula que tiene esa empresa de resolver la licencia es cumplir con la normativa, que está publicada y a disposición de todo el mundo en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) del 11 de diciembre de 2015», afirmó.

En ese BOC se da publicidad al Decreto 373/ 2015, de 7 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad en el ámbito de El Veril. «Ahí están definidas las obligaciones públicas y privadas que corresponde hacer o ejecutar por el promotor y la Administración», indicó el alcalde, para quien existe una problemática sobrevenida, que nace en el momento en el que Loro Parque adquiere los terrenos de El Veril.

«Wolfgang Kiessling compra una propiedad donde gran parte no es de quien se la vende, porque el Estado español había practicado un deslinde sobre el barranco en 2012 e inscrito una porción de terreno a favor del Estado en el Registro de la Propiedad de San Bartolomé de Tirajana número dos, con una superficie de 121.000 metros cuadrados, de los cuales 111.792 metros cuadrados afectan directamente al proyecto del parque acuático, por lo cual las cesiones obligatorias que Loro Parque tiene que hacer al Ayuntamiento, que es el 10% del total, tiene que hacerlas sobre su propiedad y no sobre la concesión del suelo del Estado», indica.

En este punto, el alcalde advierte que si Loro Parque no tiene suelo para aportar esas cesiones puede optar por la monetarización de ese 10%, pagar en euros, que en este caso, por la valoración del suelo hechas por propios técnicos de Loro Parque, suma 2,5 millones de euros.

«Esa es una obligación legal que tiene el promotor con el Ayuntamiento, que no tiene suelo para aportar, porque la parcela de su propiedad es donde tiene previsto levantar su hotel, y donde por cada 60 metros cuadrados que pierda de esa parcela, que tiene una superficie de 24.259 metros cuadrados, está perdiendo una cama hotelera», subraya Pérez.

Pero además de esta obligación, el alcalde espera que Loro Parque presente un proyecto de urbanización que cumpla con la normativa urbanística, «que cumpla con el ancho de las calles, las luminarias, el saneamiento y el abastecimiento, que no es más que lo que se le pide a cualquier promotor o ciudadano para que un suelo que no es urbano se convierta en urbano».

Pérez ve viable compatibilizar la licencia de urbanización con la de ejecución del proyecto del parque . «Simplemente tiene que aprobarse el proyecto de urbanización, el de gestión de la urbanización, pagar una fianza del 15% sobre el presupuesto del proyecto, que es lo que exige la normativa, y automáticamente se compatibilizan los dos proyectos, ya que lo prevé la nueva Ley del Suelo de Canarias», reveló, señalando que esto demuestra que «este Ayuntamiento en ningún momento dejó de dar soluciones, siendo otro ejemplo que en el pleno de mañana [hoy para el lector], se aprobará un convenio con Política Territorial para llevar a cabo la Evaluación Ambiental de esa zona, que también le falta».

El alcalde reitera que nunca le cerraron las puertas; que lo único que se pide es que aporten proyectos en regla y que Loro Parque revise los documentos que entregan sus técnicos; aquí no existe deslealtad, la licencia es un acto reglado, no es leal o desleal», ironiza.