Otra guagua es apedreada en la Vega de San José

12/01/2020

De nuevo una guagua sufre la rotura de un cristal por lanzamiento de piedras. Y de nuevo en la calle Córdoba. En torno a las 22.00 horas de este viernes, un vehículo de Guaguas Municipales que hacía la ruta de la línea 12 (Puerto-Hoya de La Plata) fue alcanzada por una piedra. Como consecuencia del impacto, se produjo la rotura de la ventana lateral izquierda. Afortunadamente no hubo que lamentar ningún herido.

Se trata del tercer vehículo que sufre daños como consecuencia del lanzamiento de piedras en lo que va de año. Los tres casos se han producido en la calle Córdoba de la Vega de San José y en cada uno de ellos se han producido daños en torno a los mil euros. Los dos primeros ocurrieron en las líneas 9 y 12, el pasado 2 de enero; y el último, este viernes.

Ante la reiteración de estos hechos, el comité de seguridad y salud quiere plantear este lunes la posibilidad de que se suspenda el servicio por esta zona o que, al menos, se desvíe a otros puntos del barrio, como el entorno del centro de salud, hasta que haya una actuación decidida por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y de las fuerzas de seguridad.

A este respecto, desde Guaguas Municipales se asegura que el hecho ha sido ya denunciado ante el Cuerpo Nacional de Policía, que está investigando lo acaecido para tratar de identificar al autor o autores de los lanzamientos de piedras.

Los trabajadores habían pedido que agentes camuflados de la Policía Local fueran en las guaguas y, al tiempo, que la empresa informe en su página web de las consecuencias legales y económicas a las que se enfrenta alguien que apedree una guagua.

No es la primera vez que se producen actos de este tipo. En noviembre, durante la celebración de Halloween, fueron atacadas 111 guaguas.

Herido en la eléctrica

Por otro lado, en la tarde del viernes se produjo otro incidente relacionado con la rotura de cristales a bordo de una guagua. En este caso se trató del modelo eléctrico que la compañía tiene en circulación.

Este tipo de guaguas tiene una mampara de cristal entre la puerta de salida y los asientos. El accidente se produjo al arrancar la guagua. Según informa la compañía, la inercia hizo que el usuario, que estaba apoyado sobre el cristal, fuese empujado hacia atrás, lo que provocó la rotura de la mampara. A consecuencia de este hecho, el hombre sufrió cortes superficiales en la espalda. Fue por su propio pie a recibir atención médica.

Guaguas está probando la potencia del motor eléctrico para evitar este tipo de accidentes.