Halloween daña 111 guaguas con piedras, petardos y huevos

01/11/2019

La noche de Halloween cambió el truco o trato por huevo o piedra. Un total de 95 guaguas se vieron afectadas por el lanzamiento de objetos en distintas zonas de la ciudad. El coste de los daños supera los 3.000 euros. La gamberrada también afectó a varios taxistas. Los hechos se han repetido esta mañana, cuando se registraron 16 incidencias.

La noche de Halloween volvió a amparar comportamientos incívicos. Como viene ocurriendo en los últimos años, grupos de jóvenes aprovecharon la celebración de las brujas para lanzar piedras, huevos y hasta petardos al transporte público. Solo en el caso de Guaguas Municipales, un total de 95 vehículos se vieron afectados por esta práctica, lo que supone diez casos más que en el año pasado. Esto implica un aumento del 12% en el número de ataques a la propiedad colectiva. A esta cifra hay que sumar otras dieciséis incidencias registradas en la mañana de este viernes, con lo que el número de vehículos afectados se eleva ya a 111 (+31%).

La mayoría de los actos vandálicos fueron por lanzamientos de huevos, que comenzaron muy pronto, en torno a las 18.30 horas. Los partes de los guagüeros reflejan que hubo incidentes diseminados por toda la ciudad, si bien las líneas más afectadas fueron la 9 (Hoya de La Plata-Hospital Doctor Negrín), la 12 (Puerto-Hoya de La Plata), 21 (Puerto-Escaleritas-La Feria-Hospital Dr. Negrín-Santa Catalina), 33 (Guiniguada-Puerto, por Ciudad Alta) y 91 (Teatro-Tamaraceite).

La peor parada fue la línea 9. Dos de sus guaguas recibieron otras tantas pedradas: una ocurrió a las 18.40 horas en la zona de Las Rehoyas y otra, a las 21.20 en la calle Agustina de Aragón, en Schamann. Como consecuencia de estos actos, se produjo la rotura de dos cristales laterales de los vehículos, cuyo cambio está valorado en unos mil euros cada uno. En el caso de la calle Agustina de Aragón, los testigos de los hechos explicaron a este periódico que «se trataba de seis jóvenes que se dispersaron al momento». Las mismas fuentes indicaron que «la piedra que rompió el cristal estuvo a punto de alcanzar a uno de los pasajeros». Afortunadamente no hubo heridos como consecuencia de estos hechos, si bien Guaguas Municipales ha anunciado ya la presentación de una denuncia a la policía por estas agresiones.

Aparte de estos daños, hay que sumar unos quinientos euros en concepto de gastos de personal, agua, champú y cera que hubo que utilizar para retirar los restos de los huevos de la chapa, con lo que el coste económico que tuvo para Guaguas Municipales este tipo de actos vandálicos puede superar los 3.000 euros.

Desde la compañía también se informa de que hubo un lanzamiento de petardos a la línea 21.

Los guagüeros manifestaban su indignación con el anuncio de un plan de seguridad que no sintieron. «Mucho plan, muchas recomendaciones, muchas advertencias por el SAE (el sistema de ayuda a la explotación que monitoriza la marcha de los vehículos vía GPS), pero al final siempre nos encontramos solos ante el peligro», explica uno de los afectados por los ataques de ayer, «espero que no tengamos que tener una desgracia gorda algún día para que realmente policía y ayuntamiento se tomen esto en serio de una vez».

El comité de empresa de la compañía tiene la intención de trasladar un escrito a la dirección en el que reclamarán mayores garantías de seguridad para los trabajadores en noches como la de Halloween, en las que se sabe de antemano que va a haber problemas. Aunque no está cerrado el documento, no se descarta solicitar que se retire el servicio de las zonas más conflictivas «si no hay seguridad total».

La Policía Local también tuvo una noche con mucha actividad, como demuestra el hecho de que se produjeron trece intervenciones por consumo de alcohol en la vía pública, una colaboración en la detención de una persona en un caso de violencia de género, siete asistencias por intoxicación etílica y veintiún aprehensiones de droga.

Halloween daña 111 guaguas con piedras, petardos y huevos

Muchos taxistas dejaron de prestar servicio anoche, a partir de las 20.00 horas, como consecuencia del lanzamiento de huevos que estaban sufriendo. Según explicó Antonio León, de la Asociación Profesional Tele-Taxi Tafira, hubo incidentes de este tipo en Siete Palmas, Tamaraceite, La Paterna, Casablanca III y San Francisco, entre otras zonas.

El problema, añade el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (Atat), Francisco Reyes, es que «estos incidentes se están generalizando en la ciudad y ya no pasa solo durante la celebración de Halloween». En su opinión, todos los afectados deberían denunciar estos hechos para conseguir una investigación más profunda por parte del Cuerpo Nacional de Policía.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados