Una guagua sufre un ataque a perdigonazos en Tamaraceite

06/06/2019

Los disparos, que se produjeron avanzada la madrugada, en la calle Pintor Pepe Dámaso rompieron dos cristales laterales de la Luna 3. Los daños están valorados en más de 2.000 euros

Fueron dos los disparos que impactaron contra la guagua número 652. «Fueron dos impactos secos, con sonido de estallido de cristales», relató a sus compañeros el conductor de la guagua afectada por un ataque a perdigonazos.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del martes al miércoles, en torno a las 04.18 horas. El vehículo afectado, que cubría el servicio Luna 3 -la línea nocturna que une el Teatro con Tamaraceite a través de Don Zoilo, Escaleritas, La Feria y Siete Palmas-, apenas había avanzado unos quince metros respecto de la primera parada de la calle Pintor Pepe Dámaso cuando el chófer escuchó los dos estampidos. Inmediatamente, paró la guagua y se percató de la existencia de «dos cristales estallados» pero que no se cayeron, tan solo quedaron agrietados.

Como en ese momento no hay ningún pasajero, el conductor decide proseguir la ruta hasta el intercambiador de Cruz del Ovejero donde comprueba los daños. «Tenían la pinta de ser impactos de tiros, no sé si de balines, perdigones o bolas de plástico», relató el chófer a sus compañeros.

Afortunadamente todo quedó en un susto porque el guagüero no sufrió ninguna herida, pero los trabajadores de Guaguas Municipales lamentan que se haya producido este tipo de hechos contra uno de sus vehículos.

Desde la empresa municipal de transporte se detalló que las dos lunas dañadas se encuentran en el lateral izquierdo del vehículo y que el coste de la reparación rondará los 2.200 euros (a unos 1.100 euros por ventanal, aproximadamente), con el importe de la instalación incluido.

En un principio se pensó que el ataque se había producido con piedras, pero al revisar los impactos se pudo comprobar que se trataba de orificios muy finos y que, además, tenían el mismo tamaño. En el interior de la guagua no se detectó ninguna bala o balín, de ahí que se formule, como explicación más plausible, la del ataque con perdigones.

La dirección de la compañía ya ha puesto los hechos en conocimiento de la Policía Local para que tramite la denuncia correspondiente.

Más de veinte ataques

La compañía Guaguas Municipales ha sufrido en lo que va de año veintiún actos vandálicos, lo que representa una media aproximada de uno a la semana. De ellos, según explicaron desde la empresa, catorce fueron casos de lanzamiento de piedras, y el resto se produjeron con botellas y otro tipo de objetos.

Esta cifra supone un aumento respecto a los incidentes que tuvieron constancia documental en los talleres de Guaguas Municipales en 2018. El año pasado, el número de vehículos afectados por asalto vandálico fueron 35, de los que un total de veinticuatro fueron con lanzamiento de piedras.

El promedio de ataques a guaguas en la ciudad el año pasado fue de casi tres vehículos dañados al mes.

De acuerdo a los datos que maneja Guaguas Municipales, la línea 12 (Puerto-Hoya de La Plata) es la que más actos vandálicos sufre. De los veintiún vehículos dañados en lo que va de año, catorce eran guaguas de dicho servicio. Y de ellos, un total de doce casos se registraron entre las 21.00 horas y las 23.00 horas. Precisamente un vehículo de la 12 sufrió un impacto de bala en verano de 2017 como consecuencia de un tiroteo que se produjo en la calle Córdoba y en el que murió un joven.