Los vecinos diseñarán sus casas en Las Rehoyas y pagarán los garajes

02/04/2019

Tras el sorteo de las viviendas, los beneficiarios del plan de reposición podrán determinar sobre plano los cambios que quieran, desde ampliar habitaciones hasta la unión de la cocina con el salón, según explicó el edil de Urbanismo. Eso sí, los aparcamientos habrá que abonarlos aparte

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, aseguró que «este año» arrancará la ejecución material del área de renovación urbana de Las Rehoyas-Arapiles con la construcción de los dos primeros edificios, el que irá sobre el parque de Las Rehoyas (con 148 viviendas) y el que se proyecta en la calle Doctor Alfonso Chiscano (con 152 viviendas), cerca del hospital general de Gran Canaria Doctor Negrín.

El Consistorio ha comenzado a enviar a los vecinos de parte de las calles Santa Luisa de Marillac y Santa María de la Cabeza -en concreto los de los veintiséis bloques afectados por la fase cero del plan de reposición- un formulario para que elijan si quieren quedarse en el barrio o bien prefieren marcharse fuera.

Una vez remitidas sus preferencias de ubicación y superficie, y fijada su distribución por sorteo, los vecinos podrán escoger el diseño de su nuevo piso. «Se les dirá, sobre plano, que escojan su vivienda a la carta», indicó ayer el concejal de Urbanismo, «si alguien prefiere una barra americana en vez de la cocina tradicional o quiere unir dormitorios, o quitar algún tabique lo podrá hacer».

Los vecinos también deberán pagar por los garajes si quieren tener una plaza de aparcamiento en los edificios. De acuerdo al formulario remitido por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, solo los pisos de 58 metros cuadrados útiles tienen incluido el estacionamiento. En este caso, el precio conjunto de la casa y el aparcamiento es de mil euros.

Sin embargo, los dos modelos mayores (de 67 y 72 metros cuadrados útiles) no tienen aparejados la plaza de aparcamiento. «Los que quieran el garaje tendrán que pagarlo aparte, como en Tamaraceite», expuso el concejal de Urbanismo. Doreste no detalló el precio pero los vecinos que han contactado con este periódico aseguran que la información que les ha facilitado la oficina de atención instalada en el barrio es que no será barato si se tiene en cuenta en relación con el precio de las casas. Hay que recordar, que las viviendas de 67 metros cuadrados útiles se venderán a los vecinos por mil euros, mientras que las de 72 metros cuadrados útiles rondarán los 7.000 euros.

El portavoz de la plataforma vecinal Rehoyas-Arapiles, Domingo Galván, considera «positivo» que en el precio de mil euros por las casas más pequeñas -las de 58 metros cuadrados útiles- se incluya la plaza de aparcamiento. «Suponemos que quieren fomentar este tipo de viviendas para cumplir con las exigencias de espacios libres que impone la ley», indicó.

Doreste aclaró, por su parte, que la adscripción de la plaza de estacionamiento a las viviendas más pequeñas de la renovación urbana de Las Rehoyas se debe a una «compensación» que se hace en superficie.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria defendió que el precio de las nuevas viviendas que se van a construir en Las Rehoyas no incluyan la plaza de garaje porque debe ser una elección de los propietarios. Javier Doreste expuso que el documento remitido a los vecinos para que expresen sus preferencias aún tiene que ser evaluado por la asesoría jurídica municipal. El edil indicó que el envío se ha hecho para «ganar tiempo e ir avanzando en la recopilación de datos para empezar a construir». Y aclaró que el documento final será llevado a sesión plenaria para «que sea vinculante de cara a los próximos gobiernos municipales».

Estos son los precios que se han dado a conocer:

300 euros. Esta cantidad es la que se fija para una vivienda de unos 58 metros cuadrados útiles (unos 70 metros cuadrados construidos) con dos habitaciones y un trastero en la planta sótano. En este caso, la oferta que hace el Ayuntamiento capitalino no incluye plaza de aparcamiento.

1.000 euros. En este precio se incluyen tres tipos distintos de casas: una de 58 metros cuadrados útiles y dos dormitorios, más una plaza de aparcamiento; un segundo modelo de 67 metros cuadrados útiles y tres habitaciones, pero sin garaje; y otra adaptada a personas con movilidad reducida, sin garaje.

7.000 euros. Es la cantidad que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria reclamará a los vecinos de Las Rehoyas que quieran una casa de 72 metros cuadrados útiles, tanto en el edificio del parque como en Doctor Chiscano. En este precio no se incluye la plaza de estacionamiento.

Los vecinos diseñarán sus casas en Las Rehoyas y pagarán los garajes

La concejala de Ciudadanos, Beatriz Correas, cree que antes de seguir adelante con el proceso de reposición habría que aclarar qué pasa con las hipotecas. Además, critica que se siga contando con restar superficie al parque de Las Rehoyas «cuando no está claro que puedan hacerlo». Para ella, el nuevo formulario es «un engaño electoral para los vecinos que sí tienen necesidad de trasladarse». Además, lamenta que no se haya solucionado el problema de los vecinos que no quieren participar del plan de reposición Rehoyas-Arapiles y cuyas casas no pertenecían al patronato. «Se va a producir una vulneración de la propiedad privada y una expropiación encubierta», aseveró.

El portavoz de la comisión vecinal Rehoyas-Arapiles, Domigno Galván, apoya que el plan de reposición se ponga en marcha pero cree que todavía quedan algunas incertidumbres por aclarar, como las que atañen al formulario de elección de casa que se ha distribuido entre los residentes de Santa Luisa de Marillac y Santa María de la Cabeza. «No se aclara el régimen de propiedad», indicó Galván. La plataforma cree que no se debe recortar el parque de Las Rehoyas pero aclara que «si nadie de fuera se opone, nosotros no vamos a dar batalla por el parque para no enfrentar a los vecinos». Considera que tanto el planeamiento urbanístico como el escrito de conclusiones final sobre el plan de reposición deberían ser respaldados por el pleno.