Llamamiento a la huelga a los agentes urbanos de movilidad

09/11/2019

Hay veces que un pantalón de trabajo les tarda un mes en llegar, no disponen de vehículos y en la práctica carecen de competencias efectivas para regular el tráfico. El personal se ha cansado de tantas carencias y estudia hacer paros. «En Navidad el tráfico se va a colapsar», advierten

Los sindicatos UGT, CC OO, USPB, CSIF e Intersindical Canaria han mostrado su apoyo a la convocatoria de una asamblea a la que están llamados los agentes de movilidad de la ciudad para decidir la convocatoria de una huelga que podría empezar con paros parciales a mediados de noviembre.

Los agentes creen que una protesta laboral de este tipo en plena campaña navideña puede terminar por colapsar el tráfico de la capital.

Las carencias que vive el cuerpo han conducido a estos profesionales a un hartazgo que trata de hacerse visible con estas protestas, en especial porque el grupo de gobierno no ha aprobado la orden de funcionamiento de este cuerpo. Esto les impide ejercer su trabajo con todas las garantías legales, como quedó demostrado por una sentencia del año pasado en la que impedía a este cuerpo multar como consecuencia de un error en la orden que lo creó.

«Como no pueden multar, los han dejado sin competencias reales porque aunque puedan señalizar y corregir infracciones, la gente no les hace caso», denunció el portavoz de CC OO en la Policía Local, Iván Jiménez, quien calcula que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está dejando de ingresar en torno a 1,5 millones de euros en sanciones de tráfico por esta razón.

Además, UGT denuncia que «la administración no dota al cuerpo de uniformidad y vehículos» a pesar de que lleva operando cinco años en la capital grancanaria.

Algunos agentes consultados por este periódico verifican estos hechos. «La última orden que hemos recibido del servicio de vestuario es que nos arreglemos los pantalones nosotros y que ya luego ellos les pondrán los reflectantes», explica uno de ellos, «el ambiente está caldeado».

La falta de medios de transporte está provocando situaciones de riesgo ya que los únicos coches que les dejan para desplazarse por la ciudad son vehículos camuflados antiguos de la Policía Local, sin torreta de sonido e iluminación, con lo que al final si hay un accidente en el túnel de Julio Luengo, ellos tienen que parar el coche detrás de los vehículos implicados y añadir su propio coche sin las señales pertinentes.

«Son coches que tienen ya veinte años», denuncia Jiménez, «muchos están matriculados en el año 1999».

El representante sindical asegura que en estos momentos hay veintiocho motos de la Policía Local que no están usando por falta del personal y que están «arrimadas». Con un cambio de rotulación, estos vehículos podrían ser utilizados por los agentes de movilidad.

Por si fuera poco, en el escrito que facilitó UGT se señala que el Ayuntamiento está obviando informes de Prevención de Riesgos Laborales, realizados por el propio Consistorio, «donde se detallan las medidas preventivas a adoptar frente al riesgo, con consecuencia dañina y estimación del riesgo importante, por exposición a la radiación solar, al ruido constante o por la absorción de polución emitida por el tráfico rodado».

Además, el hecho de que los agentes hayan sido retirados de puntos conflictivos como Paseo de Chil, Belén María o Rafaela de Las Casas ha hecho cundir el desánimo en el colectivo. «Ha habido veces que han mandado a los agentes de movilidad a cuidar toda la mañana el material de la MetroGuagua en la calle Alicante», señaló Iván Jiménez.

Este periódico intentó conocer la versión de estos hechos que puede ofrecer el Ayuntamiento, pero el gobierno evitó pronunciarse.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados