Las razones del exjefe de la Policía para denunciar su cese como «falsario»

12/01/2020

El escrito de demanda que reclama la nulidad de la remoción responde a los argumentos volcados en el informe de remoción que fue redactado para justificar la decisión de desbancar al comisario principal.

El exjefe de la Policía Local, Carlos Saavedra Brichis, acaba de denunciar en el juzgado su cese por medio de un escrito de demanda que le sirve para responder, punto por punto, al informe emitido por el concejal de Seguridad, Josué Íñiguez, en el que el alcalde, Augusto Hidalgo, se basó para defenestrarlo. Estas son las bases de su defensa:

1. Desobediencia. El Ayuntamiento se quejaba de la supuesta profusión de «informes negativos» del comisario principal sobre los actos que se celebran en la ciudad. Al respecto, el escrito de demanda contra su remoción explica que la relación con el concejal apenas fue de 30 días laborales, tiempo en el que no existió ningún expediente informativo o disciplinario contra el funcionario. Se argumenta que todos los informes negativos estuvieron motivados en que el organizador de los eventos no solía aportar el seguro de responsabilidad civil o la relación de voluntarios, pero que una vez subsanados, se informaba favorablemente. De hecho, solo se mantuvo como desfavorable la calificación de la cabalgata de carnaval de 2019 por la falta de policías. En este sentido, se defiende Brichis diciendo que los informes negativos no pueden ser entendidos como un acto de deslealtad y que siempre se emiten con el fin de evitar tragedias como la del Madrid Arena.

2. Incumplimientos. El concejal denunciaba en su informe que Brichis obviaba órdenes de forma reiterada. La demanda alega aquí que se trata de acusaciones «falsarias» y sin concreción. Una de las quejas del gobierno procedía del hecho de que no se incluyeran en los cuadrantes del servicio, la posibilidad voluntaria de que se doblase turno y se trabajase 16 horas. El demandante recuerda que en junio la jefa de Recursos Humanos advertía que esta práctica vulneraba las leyes por lo que se ordenaba la suspensión de los dobletes de servicio. Pero además asegura que esta extensión horaria se desbloqueó en verano por lo que incide en «la fundamentación patológica y trapacera del cese».

3. Falta de respuesta. El concejal se quejaba de que Brichis no atendía las peticiones de información relativas a horas extra ni a la situación del parque móvil. Sin embargo, el demandante acompaña su petición de un documento, titulado Plan Director Policía Local 2050.0, en el que se incluyen estos datos. «Obviamente, si el concejal no se lee el plan, no sabrá que esta información se halla en el extenso documento entregado», recoge la demanda. Además, se adjunta un correo electrónico, de fecha de 14 de octubre, que tenía adjunto un informe de renovación de patrullas del parque móvil. La defensa del comisario principal entiende que esto demuestra la «mala fe» que rodea el acto del cese.

4. Desafío. La situación de la galería de tiro también es analizada en la demanda. Los impagos de las facturas por parte del Ayuntamiento derivaron en una reclamación judicial en la que se reprocha a Brichis que informara al juzgado sin aviso previo al concejal. Aquí molestó que el juzgado elevara un requerimiento dirigido al alcalde en el que se advertía de la desobediencia en que estaba incurriendo el Consistorio. Al respecto, el abogado Alberto Hawach responde que la actuación de Brichis fue la correcta «ante la clamorosa inacción de la anterior concejala (Encarna Galván) y el requerimiento directo de la autoridad judicial al jefe de la Policía. Es tan sencillo que no leían ni proveían los escritos remitidos por mandante». Además, recuerda que «todos los requerimientos judiciales se practican siempre al alcalde» por ser el máximo órgano unipersonal de la administración.

5. Desmantelamiento. El informe de cese denunciaba el desmantelamiento de la unidad de coordinación policial como respuesta a la instalación de un sistema de control dactilar. Sin embargo, el demandante se defiendo diciendo que Recursos Humanos implantó un programa de lectura de huellas sin tener en cuenta que se estaba tramitando la compra de un aplicativo informático para este fin. Por eso, se avisó al concejal de que el personal de la unidad de coordinación, que describe como «tramitadores de papel», ya no tenía razón de ser y que la destinaba a «prestar servicio en la calle como patrulleros de distrito».

6. sin autorización. El Ayuntamiento trasladó también su malestar por el traslado de informes a otras administraciones sin autorización de la concejalía. Se refería a un informe emitido a la Fiscalía por la publicidad del FiestoRon y su posible impacto en los menores. «Huelga señalar que todos los informes sobre menores (posible incitación al consumo de alcohol) son elaborados por la UPAL y se remiten de forma automática a las autoridades competentes», prosigue la demanda, «¿o es que acaso pretende el concejal bloquear el envío de documentación a la Fiscalía de Menores ignorando la doble dependencia de la Policía Local de la autoridad administrativa y de la autoridad judicial?».

7. Reevaluación. Otro de los motivos esgrimidos por el concejal en su informe era que no se hubiese dado cuenta al Ayuntamiento ni se hubiese acordado con los sindicatos la petición de reevaluación de los miembros del GOIA. Al respecto, Brichis expone que le fue planteado en diversas ocasiones al edil, pero sobre todo que es un mandato contenido en el decreto de creación de la unidad que había sido incumplido durante catorce años. «Repugna a la legalidad que se aduzca como motivo para el cese de mi cliente el cumplimiento de un precepto del decreto de creación de la unidad», responde Hawach.

8. Contradicciones. También fue denunciada la exclusión de los inspectores de más de 65 años del correturno de noche. Pero la denuncia adjunta un correo del propio concejal en que supuestamente da por buena la solución dada por el comisario principal.

9. Conflicto. El Ayuntamiento exponía quejas de los sindicatos por la falta de atención del exjefe, pero el abogado de Brichis asegura que se «falta a la verdad» porque su agenda siempre reservaba un día para ello.

  • 1

    ¿Deben estar en el escenario todas las candidatas a Reina del Carnaval cuando se dé a conocer la ganadora del concurso en Las Palmas de Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados